Claves para decorar el dormitorio
Después de un largo día de trabajo lo primero que tenemos en nuestra mente es llegar a casa, pegarnos un buen baño envuelto en una atmósfera relajante y, finalmente, acostarnos en nuestra cómoda cama para poder descansar durante unas horas y recobrar fuerzas para el día siguiente.

Pero la cama no es el único aspecto importante en el dormitorio. Para que puedas conseguir un ambiente envolvente y relajante que te ayude a conciliar el sueño, también deberás tener en cuenta otros aspectos, como la iluminación, el color de las paredes o la distribución de la estancia. A continuación te damos las claves de la decoración del dormitorio.

La cama

Lo más importante en la decoración del dormitorio es la cama. Es esencial que escojas un buen somier y un buen colchón. Los de latex y los viscoelásticos son los que mejor se amoldan al cuerpo.

Claves para decorar el dormitorio

Colores e iluminación

El color es fundamental en la decoración de cualquier estancia, pero cobra mayor importancia en el dormitorio. Para las paredes, lo mejor es escoger tonos claros, suaves y cálidos, como el beige, el crema, el salmón, los grises cálidos o los turquesas. Por supuesto, deberás tener cuidado con la iluminación, evitando las luces fuertes y brillantes que rompen la armonía del lugar. Lo mejor es colocar luces suaves en un tono amarillento.

Muebles

Además de la cama, también son importantes el resto de muebles. Por ejemplo, las mesillas deben encajar a cada lado. Por eso, lo más práctico es hacerlas a medida, aunque hoy en día pueden encontrarse de tamaños muy variados.

Por otro lado, es importante que cuentes con un buen armario para guardar la ropa con comodidad. Los de pared a pared son los más prácticos. Y si tienes espacio, no dudes en hacer un vestidor tras un tabique y en colocar una cómoda para poner el toque femenino y personal al ambiente.

Claves para decorar el dormitorio

Textiles

Por último, no te olvides de los textiles, que tienen un papel fundamental en la decoración del dormitorio. Las telas vaporosas con caída son ideales para las ventanas, mientras que la ropa de cama deberá garantizar un descanso reparador.