Claves para decorar una habitación infantil pequeña
La actual crisis económica es la principal causa de que a día de hoy los pisos más grandes queden reservados a aquellas personas que ya los poseían desde hacía décadas o bien a los que tienen un buen colchón sobre el que sostenerse.

Los que no estamos en ninguno de los anteriores casos probablemente tengamos que conformarnos con vivir en uno de esos diminutos pisos en los que apenas podemos proporcionar una habitación decente a nuestros pequeños.

Sin embargo, nada es imposible e incluso en el peor de los casos habrá una solución para sacar todo el partido a este espacio para que tus pequeños no se sientan encerrados en él. A continuación de dejamos algunas de las claves para lograrlo.

Claves para decorar una habitación infantil pequeña1. Compra muebles versátiles que cumplan varias funciones a la vez como es el caso de los dormitorios compactos o las camas altas, pues de este modo maximizarás el uso del espacio.

2. Potencia al máximo la luz natural. No olvides que unas cortinas claritas que dejen pasar la luz sin restar intimidad resultarán ideales para ello.

3. En la misma línea que lo anterior, los tonos claros serán los mejores para multiplicar la luz en el espacio y de este modo ampliarlo a nivel visual, por lo que te recomendamos utilizarlo para superficies grandes como las paredes o los muebles.

4. Puedes añadir los toques de color propios de las habitaciones infantiles con otros elementos decorativos como los textiles, los objetos fundamentales para la estancia (silla de escritorio, lamparilla, papelera, etc. ) o cualquier otro elemento que te apetezca.

5. Un espacio ordenado se convierte automáticamente en un lugar más amplio, por lo que debes colocar tantos espacios de almacenamiento como puedas. Eso sí, ¡cuidado con abarrotar visualmente el espacio!

6. El escritorio es fundamental y no puedes olvidarlo; algunas de las formas de evitar que ocupe más espacio de la cuenta es escoger una de esas mesas plegables, un tablero pegado a la pared o un pequeño escritorio esquinero.

En definitiva, la clave de un buen resultado será saber combinar los elementos más decorativos de la forma más práctica.