Claves para distribuir la cocina
¿Tienes pensado reformar la cocina? Si es así, debes saber que una de las cosas que tienes que tener en cuenta es que el resultado sea, sobre todo, funcional. Por tanto, es importante que prime una disposición lógica de todos los elementos que la conforman, tanto los electrodomésticos como el mobiliario.

Para lograr este objetivo, es importante que pienses, en primer lugar, cuánto espacio necesitarás para el almacenaje y, así, poder elegir adecuadamente los organizadores. De hecho, la cocina debe tener tres zonas diferenciadas: la de aguas, la de fuegos y la de almacenamiento. Por supuesto, en cada una de ellas se deberá colocar el equipamiento correspondiente. Además, en cada una de ellas deberá haber una zona de trabajo.

Claves para distribuir la cocina
En cuanto a la zona de fuegos, es imprescindible dejar una zona de trabajo de unos 40 cm a cada lado de la placa de cocción. Además, es recomendable que la campana extractora de humos mida lo mismo que la placa y que el horno esté en esa misma zona.

Para la zona de aguas necesitarás un buen espacio de trabajo, reservando unos 60 cm a cada lado del fregadero, intentando que haya una distancia superior a 60 cm del área de fuegos. Para ganar espacio, puedes colocar el cubo de la basura y los artículos de limpieza bajo la encimera.

Por su parte, la zona de almacenamiento debería constar de unos cinco metros cuadrados si la familia es de cuatro miembros. Lo ideal es que haya una zona dedicada a la despensa, situada lo más alejada posible de la zona de cocción y lo más cerca del frigorífico que puedas. Para almacenar podrás utilizar columnas extraíbles, cestas de fibra, cajoneras con organizadores… ¡Hay múltiples opciones!