Claves para la seguridad infantil en el hogar
La seguridad es muy importante en el hogar, especialmente si hay niños, ya que son muchos los factores que pueden ser un peligro para los más pequeños. Lo más recomendable es revisar todo el hogar para detectar potenciales peligros, así podremos poner los elementos más adecuados para evitarlos y que todo el hogar sea un entorno 100% seguro para los niños.

Preparar el hogar con medidas de seguridad para los más pequeños no tiene por qué afectar a la decoración, de hecho, podemos integrarlas y conseguir así espacios tan originales como seguros. Aunque no lo parezca, una casa tiene muchísimos peligros para los niños, desde una escalera hasta la cocinilla, la esquina de una mesa o un televisor.

Vallas infantiles

Claves para la seguridad infantil en el hogar
Sin duda se trata de uno de los recursos más utilizados, especialmente en las casas o pisos que tienen escaleras interiores. También son muy prácticas para poner en la puerta de su habitación y que así no pueda salir por las noches, ya que sería un riesgo que estuviera solo por la casa mientras los demás duerme. Además, durante el día también será muy útil, por ejemplo, si estás fregando la casa o hay obras, así estará más seguro en su cuarto.

¡Cuidado con la electricidad!

Es uno de los mayores peligros, ya que además todos los niños van a meter los dedos cuando ven un enchufe, por lo que hay un gran riesgo de descarga eléctrica. Tan peligroso es meter los dedos en el enchufe como intentar meter un juguete o cualquier objeto. Puedes encontrar protectores para todos los enchufes en ferreterías, tiendas de bricolaje y tiendas especializadas en el mundo infantil, entre otros.

¡Cajones y armarios cerrados!

Los cajones y armarios son muy atractivos para los niños, ya que de su interior pueden sacar un montón de cosas. Lo ideal es poner protectores que impidan su apertura, especialmente aquellos en los que haya elementos peligrosos si caen en manos de niños, como cubiertos o productos de limpieza.

¡Cuidado con la cocina!

La cocina es la estancia de la casa más peligrosa para los peques, ya que hay muchos cubiertos, utensilios, electrodomésticos y zonas calientes. Es muy importante el tema de las zonas calientes, como la cocinilla y la puerta del horno, ya que no son conscientes del peligro que tiene quemarse si se toca. Los utensilios de cocina debes ponerlos en un lugar al que no puedan acceder los niños, sobre todo aquellos que puedan pinchar o cortar.

¿Y en el salón?

En cuanto al salón, en los primeros años de vida hay muchos peligros en esta estancia, ya que primero gatean, luego caminan y después corren de aquí para allá. Pon protectores en las esquinas de todos los muebles que estén a su altura, no solo evitas chichones sino que caer en una esquina puede dejarles sin un ojo. Las estanterías deben ir fijadas a la pared, ya que es muy habitual que intenten trepar por ellas. Si la televisión está baja, tiene que ir también fijada a la pared.

Si tienes alfombras, pon debajo láminas antideslizantes para que no puedan resbalarse y caerse cuando pasen por ellas, especialmente cuando vayan corriendo. Los niños tienen pasión por las cortinas, ya que resulta muy divertido para ellos cogerlas y enrollarse en ellas. Esto se muy peligroso así que tenlas recogidas de forma que no las puedan manipular.

En espacios exteriores…

Claves para la seguridad infantil en el hogar
Si tienes jardín, patio o terraza, también debes adaptarlo a los niños. Analiza los riesgos que hay para actuar con cada uno de ellos. Por supuesto, si tienes piscina, lo primero será impedir que el niño se caiga, ya sea con una valla, una cubierta o impidiendo que acceda al jardín si no es con un adulto.