Claves para una buena distribución de muebles en el comedor
Son varios los factores que debemos tener en cuenta a la hora de decorar un hogar: mobiliario, colorido, iluminación, y también funcionalidad. Todo ello es fundamental para conseguir un ambiente único y acogedor, de esos que te hacen sentir el verdadero “calor de hogar” y te ayudan a relajarte y a sentirte a gusto cuando llegas a casa. Pero hay otro factor que también cumple una función esencial para que esto sea así: una buena distribución.

Hoy veremos algunas de las claves que debes considerar a la hora de decorar un comedor, una estancia en la que es fundamental que todo se conserve en perfecto orden y cercanía, y para ello la distribución de todos los elementos que lo componen es de gran importancia, por no decir que es imprescindible para que la zona de comer y la de servir nos faciliten mucho ambas tareas.

Los muebles

Claves para una buena distribución de muebles en el comedor
A la hora de comprar un comedor, hay que tener en cuenta sus 3 elementos básicos: una vitrina, un aparador y un juego de mesa y sillas. La mesa es la pieza fundamental en torno a la cual se ubicarán el resto de muebles. Conviene situarla relativamente centrada y considerando el espacio que queda libre en torno a ella para que los comensales no se sientan agobiados, máxime si entre plato y plato necesitas abrir puertas y/o cajones de los otros elementos. Haz la prueba con todo ello abierto para comprobar que no tendrás que pedirle a nadie que se levante un momento.

Claves para una buena distribución de muebles en el comedor
Si no sois muchos en el día a día, quizá sería mejor optar por una mesa redonda extensible. Esto ofrece mayor espacio libre y podéis hacerla más grande cuando recibáis visitas. En cualquier caso, la vitrina y el aparador siempre han de formar parte de un mismo ambiente, tanto para crear un efecto óptico de conjunto, como acceder a ellos fácilmente a la hora de coger utensilios o utilizar la superficie (en el caso del aparador) como mesa auxiliar en la que dejar el pan, la bebida, los postres o similares.