Cocina estilo cottage
Las casas de campo tipo ‘cottage’ son uno de los escenarios más idílicos que podemos imaginar para unos días de relax y desconexión, pero… ¿Qué te parecería disfrutar de este ambiente cada uno de los días de tu vida?

Atiende, porque hoy te contamos cómo montar uno de los espacios más encantadores de este tipo de hogares: la cocina de estilo cottage.

En primer lugar, debes cambiar el concepto de que este testilo es solo apto para las casitas en las que acostumbramos a verlas en fotografías o televisión: a pesar de que evidentemente no te recomendamos incluirla en un hogar contemporáneo, cualquier pisito de estilo vintage bien podría integrarla de una forma muy natural.

Cocina estilo cottage
Los colores pastel toman el protagonismo del entorno, no solamente de algunas grandes superficies como las paredes o los suelos sino también de otros elementos como el mobiliario, los complementos y los textiles. No obstante, hay que andarse con ojo para no endulzar más de la cuenta el espacio, pues podría resultar incluso cargante a nivel visual; nuestro consejo es que combines de forma moderada los azules, verdes, rosas y hasta los rojos con diferentes tonalidades de la gama de blancos.

Otra de las claves de esta decoración es precisamente el mobiliario, que deberá seguir unas líneas muy románticas de tipo vintage con tonos claritos y decapados que le den un aspecto envejecido perfectamente pensado. En este sentido, más allá de los básicos como la pileta de los platos, los armarios o los cajones, en esta cocina no podrá faltar la tradicional mesa para comer o la alacena acristalada que muestra la coqueta vajilla de porcelana.

Si lo anterior es ya una auténtica monada, el resultado al añadirle los complementos es sencillamente de película: los textiles florales o a cuadritos (manteles, cojines, cortinas, etc.), los botes de hojalata, las vajillas de porcelana o las plantas son solamente algunos de los detalles que no puedes olvidar a la hora de rematar la decoración de tu cocina de estilo cottage.