Cocina y salón integrados
Una de las últimas tendencias en interiorismo se basa en eliminar la delimitación de fronteras entre cocina y comedor para crear un solo espacio en el que ambas estancias se integren en armonía.

Sin embargo, hay que saber cómo hacerlo para que de una gran idea como ésta no acabe por surgir un grave error en la decoración de nuestro hogar.

Para conseguirlo lo primero que debes tener claro es que habrá que unir dos ambientes decorativa y funcionalmente distintos en solamente uno, para lo que deberás fundir ambos conceptos en uno.

Cocina y salón integrados
Es importante que escojas un mismo estilo decorativo para la decoración de ambas y también que no falles a algunas de las guías básicas que te contamos a continuación:

- En la cocina no puedes dejar nada a la vista, pues debe estar siempre tan limpia, ordenada y ser tan decorativa como el mismísimo salón. Escoge los muebles sin tiradores, oculta cualquier pieza de menaje y busca los electrodomésticos que más puedan pasar desapercibidos (la campana debe ser discreta y silenciosa).

- Separa los espacios, pues que se encuentren en una misma sala no significa que no se deba hacer una separación visual entre ellos. Puedes conseguirlo mediante los colores o los distintos revestimientos para las paredes, por ejemplo. Recuerda que las paredes de la cocina necesitan un material a prueba de manchas.

- Busca un buen elemento de unión entre ambos espacios: Si se trata de la mesa del comedor escoge un diseño bonito y sofisticado del estilo de ambas estancias, aunque realmente el estilo debería seguir más al comedor.

Una isla entre la cocina y el salón es también una buena opción para unir ambos espacios en uno.

- Olvídate de las tradicionales cocinas, porque en este caso se ha convertido en un elemento del interiorismo central en tu hogar. Busca un mobiliario moderno, con materiales de calidad y diseños tan elaborados como los de cualquier salón.