Cocinas americanas en el hogar
Las cocinas americanas forman parte del hogar de los sueños de muchos de nosotros, uno de esos modernos y monísimos espacios abiertos que permiten que puedan integrarse con el resto del hogar.

Puede que el hecho de disponer de poco espacio o el problema de los olores en el resto del piso sean los responsables de que este tipo de cocinas no hayan tenido un éxito demasiado notable en nuestro país y, sin embargo, como opción decorativa es sencillamente un capricho que cualquiera querría dar a su hogar.

Cocinas americanas en el hogar
Independientemente de sus ventajas decorativas, las cocinas americanas tienen también bastantes ventajas prácticas como la facilidad de expansión de la luz en el espacio, la comodidad de estar directamente en contacto con el salón, la amplitud visual y física o la posibilidad de poder trabajar en las diferentes zonas que proporciona una cocina abierta como ésta.

Cocinas americanas en el hogar
No obstante, el hecho de que se trate más bien de un concepto hace que no haya un prototipo exacto de cocinas americanas a seguir… No obstante, unas de las más habituales son las cocinas en forma de ‘U’, las barras o las islas centrales, que crearán una barrera física y visual entre cocina y salón y que además pueden servir como perfectos espacios de almacenamiento para ambos espacios.

Si te encanta la propuesta pero no soportas la idea de que el olor a comida se extienda por todo el hogar, lo mejor es que coloques unas cristaleras correderas para convertirla en una cocina cerrada tradicional en tan sólo unos segundos.

Ya sabes, con una de éstas cocinas cocinar y estar en el meollo del salón será siempre posible… ¡Para que no te pierdas nada!