Cocinas con barra americana
Cada vez son más las cocinas que se abren al comedor mediante lo que se conoce como barra americana. Esta tendencia decorativa es la respuesta a los cambios en nuestro modo de vida y al tamaño actual de las viviendas. Y es que ya no se vive de la misma forma que antes y los pisos cuentan cada vez con menos metros cuadrados.

De las cocinas inmensas, ideadas para realizar multitud de actividades además de cocinar (comer, ver la tele, charlar, trabajar, coser…), se pasó a las cocinas pequeñas en las que el objetivo fundamental era preparar los alimentos para consumirlos Sin embargo, hoy en día la tendencia está en las cocinas americanas. ¿Quieres conocer más detalles sobre este tipo de estancias?

Ventajas de las cocinas americanas

Las cocinas con barra americana tienen multitud de ventajas frente a las cocinas más tradicionales. Por ejemplo, permiten que cualquier persona pueda desarrollar la funciones que le ocupan en la cocina sin necesidad de perder el contacto visual con el resto de la familia.

Cocinas con barra americana
Además, las cocinas abiertas con barra americana consiguen dotar al espacio de una mayor sensación de amplitud, especialmente si se utilizan colores claros como el blanco en paredes, armarios y suelos. Por si fuera poco, este tipo de cocinas te permiten potenciar el paso de la luz natural al resto de ambientes.

La barra americana

En realidad, la separación entre la cocina y el salón puede llevarse a cabo de diferentes maneras, aunque la más común es a través de lo que se conoce como barra americana, que sirve como separador, limita visualmente el espacio de la cocina, amplia la zona de trabajo y puede convertirse en el espacio perfecto para desayunar, hacer los deberes, comer, merendar…

Cualquier estilo

Lo mejor de todo es que las cocinas con barra americana pueden adoptar cualquier tipo de estilo, así que podrán quedar ideales en todo tipo de viviendas.