Cocinas de estilo rústico
Cada vez más, el estilo rústico se está adaptando a la decoración más moderna. Bien sea en todo tu hogar, en una sola estancia o combinándolo con otros estilos. Lo rústico viene fuerte en cuanto a novedades en cocinas, recuperando aquel aire de antaño. Si te estás planteando renovar tu cocina, toma nota porque ésta puede ser una buena opción para darle un aire diferente. En primer lugar, los muebles serán de madera envejecida, no por ello han de ser oscuros. Puedes conseguir el mismo efecto en muebles claros y resultan menos pesados, aparte de que siempre son más luminosos. En cuanto a su diseño, opta por alternar puertas, vitrinas y estanterías. Las puertas ciegas te permiten un labrado, juega a dejar algunas con cristales o celosías.

La encimera de mármol te va bien, pero será más auténtica si la haces de adobe o azulejo. De hecho, el azulejo te permite decorar dando formas y cenefas en las partes que lo desees. Procura elegir detalles que realzarán más el aire rústico. Recuperar un platero le dará un encanto melancólico, además te permitirá tener la vajilla a la vista, que en este tipo de cocinas su elección es importantísima. Las que mejor van con este estilo son las piezas de cerámica blanca, de línea sencilla.

Algunas piezas de barro y utensilios de madera te serán útiles a la vez que decorativos. El resto de complementos a la vista, como mantelitos individuales, cestas para el pan o la fruta, etc., conviene que sean en mimbre o fibra. En grifería tienes verdaderas maravillas que imitan los grifos antiguos con sus características formas. Otro detalle que queda muy auténtico es la tendencia que hay a colgar la batería de cocina, así como espumaderas, pinchos, tenazas… todos estos detalles convertirán tu cocina en la perfecta vuelta al pasado pero con todas las comodidades más actuales.