Cocinas divertidas
La cocina es uno de los lugares del hogar más importantes por su función práctica, motivo por el que a menudo buscamos de ella la máxima funcionalidad con diseños sobrios y hasta formales.

Grave error, pues más allá de un espacio práctico y hermoso diseño también debemos hacer de la cocina un lugar divertido donde pasar el tiempo sea casi un placer… Tanto para los amantes de la cocina como para los que no queréis pisarla ni en sueños, aquí os dejamos algunas ideas divertidas que os harán más agradable la labor, ¡tomad nota!

– Vinilos: Hay muchas pegatinas para paredes y muebles con una temática inspirada en el mundo de la cocina, desde recetas, menús hasta cubiertos o frutas, por ejemplo.

Cocinas divertidas
– Pared de pizarra: Es una gran idea cada vez más utilizada en estas estancias, pues resulta un entretenimiento a la vez decorativo, divertido y útil. Consiste en pintar una de tus paredes o puertas con una pintura especial de efecto pizarra sobre la que podrás dibujar con tiza y borrar lo que quieras y tantas veces como quieras.

– Azulejos: Son una buena forma de amenizar el ambiente, de romper con la sobriedad que caracteriza a la mayoría de muebles que se ofertan en el mercado a día de hoy. Puedes combinarlas entre paredes e incluso variar las mismas sobre una misma superficie mezclando colores, por ejemplo.

Cocinas divertidas
– Electrodomésticos: Tienen un especial encanto los de tipo retro, esas neveras, cafeteras o lavadoras de formas curvilíneas y colores llamativos que hacían de las cocinas un lugar mucho más alegre y colorido.

También puedes dar un toque muy divertido al espacio utilizando un montón de llamativos colores a tu alcance en cualquier tipo de recubrimiento, desde paredes o suelo hasta muebles, textiles y complementos.

Aprende a combinar con gusto y moderación superficies lisas con otras estampadas y conseguirás una cocina capaz de sorprender a cualquiera.