Cocinas integradas, solución para pisos pequeños
¿Tú también tienes que conformarte con vivir en un piso pequeño? ¡No te preocupes! Afortunadamente, hoy en día existen múltiples soluciones para facilitarnos la vida a todos los que vivimos en viviendas con pocos metros cuadrados.

Una de las soluciones que está más de moda últimamente es la de las cocinas integradas, es decir, cocinas abiertas, con comedor auxiliar y totalmente relacionadas con el resto de la casa. Hoy en Interiorismos te damos unos cuantos consejos para que integres tu cocina con el resto de la vivienda. ¿Estás listo? ¡Pues allá vamos!

Sin paredes

Lo primero que tendrás que hacer para tener una cocina integrada, la mejor solución para los pisos pequeños, es derribar la pared que separa la cocina del salón. De esta manera obtendrás una gran amplitud de espacio. Si te parece una solución demasiado drástica, siempre puedes dejar la pared a media altura o combinarla con un cristal.

Cocinas integradas, solución para pisos pequeños

Paredes y suelos

En cuanto a los suelos y las paredes, te recomendamos que escojas los mismos colores y materiales para crear un efecto integrador. De esta manera lograrás una mayor calidez en la cocina y, además, evitarás esas combinaciones cromáticas tan poco estéticas. Algunas personas, sin embargo, prefieren utilizar tanto las paredes como el suelo como elemento diferenciador de ambas estancias.

Muebles

De la misma forma, es recomendable que utilices el mismo tipo de muebles para la cocina y el salón. Puede ser una buena idea que optes por un mobiliario con acabados claros o en madera natural.

Orden y limpieza

Por último, es necesario que la cocina esté siempre limpia y ordenada. De la misma forma, es buena idea contar con electrodomésticos que pasen desapercibidos.

¿Te animas a integrar tu cocina con el resto de tu casa?