Cocinas muy prácticas
Más allá del diseño, cuando decoramos un espacio tan práctico como la cocina la funcionalidad del espacio debe ser siempre la gran prioridad, y es que por más que se decoren los espacios de trabajo deben centrarse en facilitar las tareas.

Precisamente por eso es imprescindible hacer de la cocina un lugar decorativo y muy, muy práctico. ¿Cómo? En Interiorismos te contamos algunas de las claves, ¡no te las pierdas!

– Muebles: La cantidad de muebles y las dimensiones de cada uno de ellos dependerá del espacio de tu cocina en concreto. Los muebles hasta el techo son prácticos para almacenar utensilios que no utilizas a menudo, pero es un arma de doble filo en tanto que la practicidad puede restar puntos al diseño: una cocina demasiado abarrotada de muebles puede resultar cargante y agobiar a la persona que trabaja en él. ¿Nuestro consejo? Trata de compensar ambas cosas.

Cocinas muy prácticas
– Distribución: En ‘L’, en ‘U’, en una sola pared… Existen varias formas distintas de colocar muebles y electrodomésticos en el espacio, pero elegir la mejor solo dependerá de las características del espacio en cada caso. Sea como sea, lo que sí debes garantizar es un espacio amplio por el que se pueda pasar cómodamente, una distribución por zonas que facilite las labores de cocina y un espacio mínimo de 50 cm en cada una de ellas.

– Materiales: Aunque no hay ninguna regla que dicte que las paredes no puedan ir sencillamente pintadas, lo cierto es que hay que evitar esta opción y apostar por azulejos, superficies de acero o papeles pintados especiales que proporcionen un espacio fácil y rápido de limpiar. En cuanto al resto de elementos la madera, el plástico, el cristal y de nuevo el acero son algunos de los materiales que mejor te vendrán a nivel visual y práctico.

– Almacenamiento: Más allá de las cajoneras, armarios y otros característicos del mobiliario, también puedes conseguir otros lugares de almacenamiento menos comunes como las barras para colgar utensilios bajo el mueble superior, por ejemplo.

– Electrodomésticos: Escoge gamas ‘eco’, pues no solamente ayudarán a reducir el impacto ambiental sino que además ayudarán a que ahorres en tus facturas de fin de mes.