Cómo colgar cuadros sin tener que taladrar
En muchas ocasiones, cuando vamos a colgar un cuadro, nos encontramos con la desagradable situación de que la pared no es apta para taladrarla, por el motivo que sea. También puede ser que en realidad no queramos hacer agujeros con un taladro para no estropear la pared, así que buscamos una solución que nos permita colgar el cuadro igualmente.

Por suerte, se puede hacer, ya que hoy en día puedes encontrar diversos productos especiales para ello, sin duda de gran ayuda para no terminar con la pared repleta de agujeros. Hoy me gustaría mostrarte algunas de las alternativas más interesantes para colgar cuadros sin taladrar.

¡Olvídate del taladro!

Cómo colgar cuadros sin tener que taladrar
– Tiras adhesivas: las tiras adhesivas son una de las mejores opciones, un producto que te permite poner y quitar cuadros sin que quede ninguna marca, e incluso es reutilizable. Gracias a ellas podrás cambiar de sitio no solo cuadros, también marcos de fotos y elementos similares que quieras poner en la pared y no superen el peso máximo recomendado en cada caso.

– Ganchos adhesivos: estos ganchos son perfectos si lo que buscas es algo que te ayude a colgar cuadros que no tienen enganche posterior, sino que llevan una pequeña cuerda o similar. El gancho se pega directamente en la pared, ya que lleva incorporado una cinta adhesiva. Son muy buenos, válidos incluso para objetos pesados en el caso de los más grandes, ya que encuentras varios tamaños.

– Pasta adhesiva: en el caso de que la pared no sea totalmente plana como para poner las tiras adhesivas, lo mejor es esta pasta, también adhesiva y muy eficaz. Es similar al pegamento líquido y sujeta con cuadros con mucha resistencia, además de que también podrás retirarlos con facilidad.

– Balda: a nivel decorativo se ha puesto muy de moda colocar una balda y decorarla con varios cuadros, que simplemente se ponen encima, no se sujetan a la pared. Está muy bien porque puedes conseguir resultados visualmente muy atractivos.

Cómo colgar cuadros sin tener que taladrar
– Cuelga fácil: por último, los famosos “cuelga fácil”, que son ganchos de diversos tamaños que llevan un pequeño clavo en su interior y con un simple martillazo ya quedan sujetos en la pared. Cuando los quitas, el agujero apenas se ve de lo pequeño que es.

¿Conoces algún producto o truco más para colgar los cuadros en la pared sin tener que taladrar?