Los colores del estilo rústico
El estilo rústico, clásico de las casas de campo, nunca pasa de moda, entre otras cosas porque es cómodo y acogedor. Es el estilo ideal para lugares cálidos, donde se puede disfrutar de la naturaleza exterior, aunque también es el estilo perfecto para usarlo en sitio más fríos.

Aunque puedes decorar toda la vivienda de manera rústica, también puedes optar por probarlo solo en una habitación de tu hogar y, si te gusta, usarlo en el resto de la casa. Para conseguirlo, tendrás que tener cuidado con la elección de los colores. A continuación te hablamos sobre cuáles son los más habituales en el estilo rustico.

Los colores del estilo rústico

Naturaleza

Lo más normal es que las estancias decoradas con el estilo rústico tengan colores cercanos a la naturaleza. Eso sí, los colores que hacen rústica una habitación son los tonos cálidos y los neutros, que por suerte tienen grandes ventajas. La principal es que se pueden combinar con otros colores. Los verdes, amarillos suaves, marrones y piedra son ideales para este tipo de habitaciones. Por supuesto, estos colores pueden ser usados tanto en muebles, como en paredes, suelos y accesorios.

Muebles

En cuanto a los muebles, son preferibles los de pino o roble. Por supuesto, debe estar realizado en su color natural, aunque se puede cubrir con barniz transparente para proteger al mueble y darle un estilo de campo a la estancia. Estos muebles harán resaltar los colores de la pared.

Los colores del estilo rústico

Toques finales

Para finalizar, deberás incluir accesorios, preferiblemente elementos que vengan de la naturaleza, como hojas secas, piñas o flores, con los que también conseguirás darle un toque de color a las diferentes estancias. Puedes usar tonalidades como el rojo, el verde o el amarillo. Incluye también cortinas y alfombras con los colores típicos del estilo rústico y piezas de arte con imágenes del campo.