Colores para habitación de chica
Decorar una habitación juvenil femenina no es nada fácil si no se cuenta con la colaboración de la implicada directa, que será la que deba pasar más tiempo allí y por tanto deberá sentirse completamente a gusto en el ambiente.

En este sentido el color juega un papel fundamental, y es que no solamente deberá identificarse con la persona que descansará en la habitación sino que además será una manera de transmitir la esencia del espacio.

Aquí te dejamos una pequeña guía que probablemente te ayudará a tomar la decisión correcta en función de la personalidad de cada tipo de chica. ¡Toma nota!

Colores para habitación de chica
– Para las más chic: Las que adoran la elegancia más femenina y sofisticada se sentirán como auténticas divas del glam en las habitaciones en color negro, blanco y rosa, que combinan a la perfección las características comentadas anteriormente.

Colores para habitación de chica
– Para las chicas dulces: La combinación ideal será el fresa y el chocolate, colores que inevitablemente nos recuerdan a nuestras mayores tentaciones gastronómicas… Con estos colores conseguirás una estancia romántica y, sobre todo, muy femenina. Los colores pastel también pueden ser una gran opción para los dormitorios de este tipo de chicas.

Colores para habitación de chica
– Para las divertidas: Naranja, violeta, verde lima… Utilizar uno o varios de estos llamativos colores para la decoración de las chicas más juveniles, divertidas y alocadas es dar en el clavo. Los fluorescentes son, además, una de las grandes tendencias de la temporada.

Colores para habitación de chica
– Para las más estudiosas: Los colores amarillos o azules no demasiado intensos son ideales para las estancias de las chicas más centradas, que necesitan un espacio tranquilo visualmente en el que poder concentrarse en sus tareas.

Combina estos colores entre las paredes, la decoración y el mobiliario de forma moderada y sin excederte demasiado abusando de algunos de ellos si no quieres que la estancia se vea muy recargada.

Ten en cuenta que cada chica es un mundo y que por más que lo intentes puedes fallar si no tienes en cuenta su opinión… ¡Deja que sea ella la que te guíe en el proyecto decorativo!