Colores para habitaciones de niña
El otro día te hablamos de sobre colores para dormitorios infantiles. Siguiendo con la misma línea, hoy queremos tratar el tema de las habitaciones para las más pequeñas de la casa. Desde siempre, las tradiciones han impuesto el rosa para todas las cosas que sean para niñas. Por supuesto, en la decoración no iba a ser menos.

Sin embargo, las nuevas tendencias y propuestas de los expertos en interiorismo permiten escapar de este cliché, pudiendo jugar con diferentes y sorprendentes combinaciones. Así que si tienes pensado huir del rosa para decorar la habitación de tu hija, a continuación te mostramos algunas propuestas interesantes.

Por ejemplo, puedes utilizar tonos verdes o amarrillos, que desprenden frescura y energía. Combinando estos dos tonos con el blanco, podrás crear un dormitorio lleno de luz y personalidad. También el turquesa es un color súper femenino. Podrás combinarlo con otras tonalidades, como el verde o el fucsia. Además, el turquesa te puede ayudar a crear ambientes vintage a través de muebles clásicos y accesorios.

Colores para habitaciones de niña
Aunque pueda parecer lo contrario, la combinación del negro y el blanco puede llegar a crear bonitos dormitorios infantiles, que destacarán por la sofisticación y la elegancia. Por otro lado, también se puede combinar el blanco con el rojo, que dará mucha dulzura a la decoración. Además, puedes usar la temática de los corazones, muy femenina.

Colores para habitaciones de niña
Por último, queremos hablarte del azul que, a pesar de ser el color tradicional de los dormitorios para niños, es también súper adecuado para las más pequeñas. Puedes combinarlo con matices de verde o amarillo pálido, llegando a crear estilos románticos y delicados.