Colores para la pared de la habitación juvenil
Decorar la habitación de un adolescente o un joven es una de las tareas más difíciles que puedes encontrar en lo que a decoración del hogar se refiere, y es que deberás encontrar la manera de integrar tus ideas e intereses con sus gustos y motivaciones.

En este sentido, el color es uno de los elementos clave para dar una personalidad propia a las estancias, por lo que muy posiblemente mente el tono de las paredes y de la decoración deba ser escogido según sus propios gustos.

De este modo, una gran idea a la hora de escoger el color de las estancias es pensar en las aficiones de tus hijos y proponerles algunas ideas antes de llevarlas a cabo. Así, si por ejemplo tu hijo es un apasionado del fútbol o de la naturaleza una gran idea es pintarla de verde, si lo es de las carreras de coches puede ser el rojo y si le encanta el baloncesto podrías tener el detalle de pintarla de naranja, por ejemplo.

Colores para la pared de la habitación juvenil
No obstante, también puedes guiarte por los consejos que nos facilita la filosofía del Feng Shui para fomentar las energías más positivas en tus chicos. Según sus pautas, los tonos amarillos servirían para crear espacios llenos de optimismo donde además se favorecerá el estudio, los naranjas son perfectos para fomentar la imaginación y la creatividad, los azules inspiran y ayudan a la concentración y los violetas y verdes son ideales para el descanso.

Los jóvenes adoran los colores más llamativos y enérgicos, por lo muy posiblemente adorarán cualquiera de los tonos que hemos propuesto anteriormente. Sin embargo, son ellos quienes tienen la última palabra, por lo que debes dejarles ser creativos y no solamente permitir sino también fomentar que sean ellos mismos quienes impregnen las paredes de su habitación con su propia personalidad.