Colores para las paredes de la cocina
¿Estás reformando tu cocina? ¿Quieres darle un aire diferente a este espacio tan importante de tu hogar? La clave de la decoración en las cocinas es la elección de los colores, especialmente de las paredes. Además, es la manera más rápida y sencilla de darle un cambio a la estancia.

Por eso, hoy en Interiorismos vamos a hablarte sobre algunos colores con los que pintar las paredes de tu cocina y renovar su aspecto.

Blanco

El blanco es un color muy adecuado para pintar las paredes de la cocina, ya que inspira frescura y limpieza. Además, es ideal para las cocinas pequeñas o con poca luz natural, ya que ayuda a ampliar el espacio visualmente y a potenciar la iluminación. Y si crees que se trata de un color aburrido, puedes añadir al espacio accesorios y utensilios de tonalidades llamativas.

Colores para las paredes de la cocina

Rojo

Aunque se trata de un color muy atrevido, el rojo le dará fuerza a la cocina y aportará creatividad a este espacio donde tanto se necesita.

Naranja

El naranja es un color muy atractivo que transmitirá alegría y emoción, aunque tampoco se recomienda abusar mucho de él en esta estancia.

Verde

Aunque el verde es un color frío, puede proporcionar tranquilidad y armonía a la cocina. Además, el color de la esperanza puede brindar amplitud y perspectiva al espacio. Podrás escoger entre una amplia gama de verdes, como el oliva, el pastel o el manzana. Como ves, un color muy afín a la naturaleza.

Colores para las paredes de la cocina

Amarillo

El amarillo es un color muy original y energético y ofrece alegría, calidez y confortabilidad. Además, proporciona brillantez y una sensación de mayor amplitud y un estilo contemporánea. Es ideal para hogares donde hay niños pequeños sin mucho apetito, ya que les hace comer más rápido. Puedes utilizarlo en diferentes tonalidades: amarillo chillón, claro, canario, amarillos neutros como el mostaza, amarillos con tintes grises, crema, dorado…