Colores para las paredes del salón
¿Tú salón necesita una mano de pintura? ¿Estás aburrido de ver siempre el mismo color en las paredes del salón? ¡Pues estás en el lugar idóneo!

Lo primero que debes tener en cuenta es que el salón es una de las estancias donde más tiempo pasamos en nuestro hogar, así que escoger el color para pintar las paredes de este lugar es una decisión que va más allá de cuestiones puramente decorativas. Y es que además de gustarte y combinar con el resto de elementos, debe transmitir buenas vibraciones para que te sientas cómodo y a gusto. A continuación te hablamos de algunos de los mejores colores para el salón.

Colores neutros

Puede que la opción más sencilla a la hora de decantarte por un color para las paredes del salón sea escoger tonalidades neutras, especialmente si se trata de blancos o variedades con algo más de color, como por ejemplo, el beige. Con este tipo de colores lograrás ambientes serenos y apacibles. Eso sí, lo mejor de todo es que se trata de tonalidades muy fáciles de combinar con el resto de elementos del salón.

Colores para las paredes del salón

Colores cálidos

Si los colores neutros te aburren, apuesta por los tonos cálidos, especialmente si se trata de sus variedades más suaves, como los cremas, arenas, los tierras… Estos tonos son ideales para crear atmósferas envolventes y acogedoras y es muy difícil que te canses de ellos.

Colores frescos

Por último vamos a hablar de los tonos frescos, inspirados en la naturaleza. Entre los más habituales encontramos el azul pálido, el verde manzana, el aguamarina, el lavanda o el rosáceo. Sin duda, se trata de los colores ideales para esta época del año, en la que apetece llevar la naturaleza al interior de los hogares. Además, estos colores te permitirán crear ambientes alegres y relajados y te aportarán frescor.

¿Por cuál de estas gamas de colores te decantas para pintar tu salón?