Colores para pintar el dormitorio
A la hora de decorar un hogar, la elección de los colores siempre es muy importante. Y es que no solo hay que basarse en el gusto personal y la combinación con el mobiliario, sino que se tienen que tener en cuenta otros factores, como la iluminación general, el tamaño del espacio o los efectos que provocan ciertos colores.

La importancia de la elección de los colores cobra aún mayor relevancia cuando se trata del dormitorio, un lugar que debería ser de descanso, relajación y para librarse del estrés. ¿Quieres saber cuáles son los más recomendables? ¡Pues muy atento!

Colores más recomendables

Generalmente son preferibles los colores tenues y fríos como el azul, que recuerda al mar y la calma y propicia el sueño y la concentración. También son recomendables el lila y el morado, que hacen conciliar el sueño, y el verde, que recuerda a la naturaleza y es un color tranquilizante.

Colores para pintar el dormitorio
Por otro lado, las tonalidades neutras son ideales para este tipo de ambiente, ya que son tonos pasivos y relajantes, además de combinar a la perfección con otros colores más intensos que puedan incluirse en textiles y complementos. Así, pintar el dormitorio con colores neutros no solo resultará vistoso si no que dará una sensación de calma y tranquilidad que resulta adecuada para dormir y dar calidez a la decoración interior de la habitación.

Colores menos recomendables

Por otro lado, es preferible no utilizar tonos cálidos, que dan energía y mantienen en actividad, por lo que no favorecen el sueño.

Colores para pintar el dormitorio
Especialmente se deben evitar el rojo, el naranja o variantes de estos, ya que producen el efecto contrario al que se busca, aunque en algunos casos puede ayudar a levantar el ánimo. Tampoco son nada aconsejables el amarillo y el marrón.