Colores para tu hogar
El color es un elemento fundamental en la decoración de una vivienda, la elección de los colores es el paso siguiente a la división del espacio y con combinaciones adecuadas se pueden crear efectos visuales relacionados con aspectos como la iluminación o la amplitud. Tiene influencia, incluso, sobre nuestro estado de ánimo, por lo que la decisión de los tonos con los que cubrir grandes superficies, como las paredes, no se puede tomar a la ligera.

Por esto, debemos aprovechar todas las propiedades positivas que tiene cada color, para resaltar lo mejor de las estancias y compensar y disimular sus carencias. Tanto a la hora de pintar una vivienda nueva, como cuando renovamos el revestimiento de las paredes de nuestra residencia habitual, no tenemos por qué limitarnos a los colores blanco y crudo, ya que hay una paleta llena de tonos que pueden decir mucho de ti y de tu personalidad.

Los colores como el amarillo, el blanco o el naranja, son luminosos y cálidos; el azul proporciona relajación e intimidad; los colores pastel dan sensación de amplitud; los tonos neutros resultan muy elegantes; y los vivos y eléctricos nos proporcionan fuerza y energía. Una de las mayores dificultades del interiorismo y la decoración reside en la correspondencia entre lo que diseñamos en nuestra mente con lo que finalmente queda plasmado cuando ponemos nuestro proyecto en práctica.

A veces, el resultado final nos decepciona, porque no queda como habíamos imaginado. Hay empresas que te ayudan a que esto no ocurra, con programas Color Smart, que son una aplicación on-line que nos permite elegir paletas de colores y probar combinaciones diversas sobre una estancia tipo o sobre una foto realizada por nosotros mismos. De este modo, evitaremos las sorpresas desagradables, puesto que podremos visualizar el resultado antes de pintar, y eso nos ayudará a acertar en nuestra elección.