Colores para una decoración femenina
Teniendo en cuenta lo que cuesta conseguir un interiorismo bueno, bonito y barato, la decoración de tu hogar debe ser como mínimo un buen reflejo de ti mismo, de tu personalidad y de tu forma de pensar, sentir y vivir.

En este sentido, si eres una de aquellas chicas que grita a los cuatro vientos eso de que ‘le gusta ser mujer’ (tal y como se decía en cierto spot televisivo) echa un vistazo a lo que te contamos y conseguirás una decoración de lo más femenina sin renunciar a los estilos más divertidos y rompedores.

La clave de la decoración se encuentra en este caso en los colores que escoges para cada uno de los elementos de tus estancias. En este caso, bajo nuestro punto de vista lo mejor es dar el mayor protagonismo al blanco para crear espacios claros y luminosos pero romper con la excesiva simplicidad gracias al predominio de un par de colores más en la decoración: mientras que el rosa es sin duda un básico para conseguirlo, otros como el verde pistacho, el azul pitufo, el violeta, el gris o el marrón chocolate (o cualquiera de ellos en su versión pastel) compiten directamente por ese tercer puesto.

Colores para una decoración femenina
Si escoges los tonos más llamativos sumarás energía, fuerza y carácter a la sencillez del blanco y a la dulzura del rosa, pero si te decantas por los más apagados conseguirás un aspecto más sobrio y formal.

Debes combinar todos estos colores en cualquier elemento de la estancia, desde los recubrimientos de paredes y suelos hasta en el mobiliario, los textiles (cojines, ropa de cama, cortinas, manteles, etc.) y los complementos secundarios para el hogar como pueden ser las lámparas, las macetas y jardineras, los detalles de puertas y muebles y hasta los cuadros y vinilos que decoran las paredes.

En referencia a lo anterior, te recomendamos sacar todo el provecho de los textiles combinando las superficies lisas y estampadas de variados motivos (topitos, dibujos geométricos, rayas, flores, etc.) y colores para romper con la monotonía de las estancias.