Combinación de colores y pinturas en paredes
Los colores son muy importantes en la decoración, ya que ayudan enormemente a conseguir los resultados y el ambiente que deseamos. Es un factor tan importante que si te equivocas en la elección o no los sabes combinar, la decoración puede ser un desastre.

Hay muchos trucos para saber combinar colores y que tu decoración sea un éxito, como por ejemplo apostar por la decoración monocromática, es decir, utilizando un único color. La clave es combinar diversas tonalidades del mismo color, así sabrás que quedan bien y se verán como diferentes colores.

Blanco roto

El blanco roto es uno de los colores más utilizados para las paredes, ya que genera contrastes espectaculares con otros colores. Es perfecto si los muebles son oscuros, ya que destaca sus contornos y hace que se vean mucho más elegantes. Este efecto lo consigues también con las paredes en colores como el gris perla, grises claros o tonalidades arena.

Tonalidades pastel

Combinación de colores y pinturas en paredes
No cabe duda de que las tonalidades pastel son ya todo un clásico a nivel decorativo, perfectas para diversos ambientes, como las habitaciones de bebés o de estilo romántico. Estas tonalidades son las más suaves de colores como el amarillo, verde, rosa, azul… Combinan a la perfección entre ellas, tanto en la pintura de paredes como en textiles o elementos decorativos.

Crear efectos

Crear efectos en los colores es una excelente manera de combinarlos, por ejemplo utilizando acabados que contrasten, como el brillo y el mate. Los efectos son especialmente recomendables si lo que quieres es crear sensación de amplitud o potenciar la iluminación. Ideal si la estancia es pequeña o hay poca iluminación natural.

Techos

Los techos siempre se suelen pintar de blanco, pero si quieres innovar y combinar varios colores, puedes combinarlo con un color oscuro. Este truco es perfecto si el techo es muy alto y quieres “bajarlo”, aunque sea únicamente un efecto visual.

Suelos

Combinación de colores y pinturas en paredes
El color que elijas para el suelo es muy importante, ya que destaca muchísimo en cualquier estancia y forma parte muy activa de la decoración. Además, un suelo no es fácil ni barato cambiarlo, por lo que tienes que asegurarte muy bien antes de optar por un color, especialmente si es atrevido o muy llamativo.

Las tonalidades oscuras proporcionan a la estancia un ambiente muy elegante y sereno, pero visualmente hace que parezcan más pequeñas. Por otro lado, los tonos claros hacen que el espacio parezca mayor, y también permiten jugar mucho más con los contrastes en los colores de todo lo que haya en esa estancia.

Colores intensos

Los colores intensos son también perfectos para combinar, tanto en mobiliario como en complementos decorativos o paredes. Si no quieres arriesgar mucho, utilízalos en complementos como jarrones o en textiles, ¡quedan genial!