Comedor de estilo nórdico
El estilo nórdico se ha convertido en uno de los triunfadores de los últimos años, y es que aporta a los hogares unos aires que mezclan el minimalismo con los estilos industriales.

Moderno, luminoso, dinámico… Este estilo es una opción ideal para un apartamento juvenil no solamente por la combinación de un diseño alegre y elegante sino también porque es posible decorar a unos precios de lo más económicos.

Aquí te dejamos las bases para decorar tu salón-comedor al más puro estilo nórdico, ¡no te las pierdas!

La idea es crear un espacio amplio, luminoso, sencillo y sobre todo moderno. Para conseguirlo debes comenzar por la elección de los colores de superficies, muebles y complementos: Nuestro consejo es que apuestes por los blancos más puros para las paredes, por maderas de tonos claros (pino, blanco, etc.) para el mobiliario más grande y que des las notas de color con los ornamentos así como con algunos muebles secundarios.

Comedor de estilo nórdico
El mobiliario debe ser bastante básico, elementos de líneas rectas y sencillas en maderas blancas o claras que ayudarán a no abarrotar visualmente el espacio dejando que la luz se propague con más facilidad.

Bastará con una mesa con sillas y una estantería, cristalera o mueble principal para completar el espacio. En lo que a la zona de descanso del salón se refiere coloca un sofá, una mesita auxiliar y un pequeño mueble no demasiado alto para el televisor.

Las lámparas y alfombras son unos de los complementos de utilidad más utilizados, ambas en colores llamativos que rompan con la armonía del resto de la composición.

En cuanto a los ornamentos, deberás ser tú mismo quien regule lo que consideras un término medio no dejando un espacio demasiado vacío y sin personalidad pero tampoco abusando hasta llegar a abarrotar las superficies.

Eso sí, aprovecha los elementos decorativos secundarios y los textiles para dar un poco de vida y color al espacio con tonos llamativos que destaquen del fondo principal.