Cómo ahorrar energía en invierno sin pasar frío
Se acerca el invierno y con él las bajas temperaturas y el frío. Es habitual que en esta época del año cuando queremos sentirnos calientes y con confort en casa que las facturas se disparen puesto que solemos tener más tiempo la luz encendida, usamos más agua caliente, la calefacción la dejamos puesta y así un largo, etc. Pero en tiempo de crisis hay que mirar por ahorrar energía para disminuir las facturas pero al mismo tiempo usar la imaginación y la creatividad para no pasar frío.

¿Eres de las personas a las que les sube la factura de la luz en invierno demasiado? Quizá necesites algunos consejos básicos para ahorrar en tu factura pero sin pasar frío en invierno ahorrando también el consumo de energía. No pierdas detalle porque el frío ya está a la vuelta de la esquina.

Cierra habitaciones

Si quieres que la estancia en la que te encuentras permanezca caliente por más tiempo además de utilizar aparatos como estufas, radiadores o la calefacción deberás aprender a conservar la temperatura de la estancia, para ello evita las corrientes de aire o las fugas del calor cerrando las habitaciones que no utilices. Además recuerda de mantener puertas y ventanas cerradas (abrir sólo 10 minutos al día para ventilar)

Pon alfombras

Las alfombras son un aislante perfecto del frío puesto que lo atrapan por la parte de debajo y no permite que suba a la parte de arriba evitando que el ambiente se enfríe antes de tiempo.

Cortinas gruesas

Si en invierno tenías unas cortinas livianas y finas ahora que llega el invierno tendrás que cambiarlas por otras más gruesas para que eviten el paso del frío que se filtra por las ventanas.

Cómo ahorrar energía en invierno sin pasar frío

Cocina con el horno

¿Nunca te has dado cuenta el calor que se siente en la cocina cuando se cocina con el horno? Además de hacer comidas estupendas podrás calentar la estancia e incluso al acabar que se deja abierto para que se airee el interior llegue el calor más lejos de la cocina.

Enciende velas

Aunque pienses que las velas son demasiado pequeñas, si tienes varias encendidas en una misma estancia te ayudarán a mantener el calor de la misma. Eso sí cuando utilices las velas manipula estos objetos con mucho cuidado y apágalas siempre que no estés utilizando.

Utiliza mantas

Si estás viendo la televisión no es necesario tener la calefacción puesta todo el tiempo, cuando entres en calor puedes utilizar mantas para seguir con el calor en el cuerpo y mantener tu sensación de confort.