Cómo aprovechar una habitación rectangular
La falta de espacio en las viviendas está a la orden del día en las familias actuales, por eso se debe aprovechar el espacio al máximo. Debido al tamaño y la distribución de los hogares, en muchos de ellos encontramos espacios rectangulares como, por ejemplo, los dormitorios y, en especial, los de los niños. Decorar este tipo de espacios no suele ser una tarea sencilla y, a menudo, es difícil saber por dónde comenzar.

Saber cómo colocar los muebles para que resulte cómodo, funcional y agradable a la vista es bastante complicado, pero existen soluciones prácticas para este tipo de habitaciones. A continuación te damos una serie de consejos que te serán muy útiles para aprovechar este tipo de espacios.

Lo mejor en estos casos es utilizar sistemas modulares, ya que resultan muy prácticos y fáciles de adaptar a cualquier ambiente. Además, estos muebles pueden adaptarse dependiendo de las edades de los niños, añadiendo o restando parte de los módulos, sin tener que cambiar todo el mobiliario de la habitación cada vez que tus hijos que estén en una nueva etapa.

Cómo aprovechar una habitación rectangular
Lo ideal para las camas es que las coloques con el cabecero en alguna de las paredes más largas. De esta manera, podrás aprovechar el resto de la habitación para poner los módulos y el resto de mobiliario. En el caso de que la habitación sea compartida, lo más recomendable es utilizar literas.

En cuanto al escritorio, lo más recomendable es que lo coloques en la pared contraria al cabecero de la cama y, así, dejarás un espacio libre para que los niños puedan moverse con mayor comodidad. Si no quieres colocar un escritorio, puedes poner baldas y estantes, lo que te permitirá optimizar todos los espacios.