Cómo colgar cuadros y fotos en la pared
Los cuadros y las fotografías permiten personalizar y llenar de vida cada rincón del hogar, por lo que desde Interiorismos te animamos a que formen parte de la decoración de las diferentes estancias del hogar. Eso sí, como tenemos en cuenta que en ocasiones, colgar un cuadro puede ser bastante frustrante, hoy vamos a echarte una mano con esta tarea.

Si no quieres tener los cuadros desnivelados y las paredes llenas de huecos, no te pierdas los consejos que vamos a darte a continuación para colgar cuadros y fotos en la pared. ¡Ahorrarás tiempo y esfuerzo!

Con papel de periódico y cinta de pintor

Lo primero que vamos a recomendarte es que hagas plantillas de cada marco que vayas a colgar con papel de periódico y las pegues con cinta de pintor en la pared, asegurándote de que están bien niveladas. A continuación, martilla un clavo utilizando el papel de diario como guía y, después, quita el papel y cuelga el cuadro.

Cómo colgar cuadros y fotos en la pared

Barra de labios

También es buena idea realizar una marca en la parte posterior del marco, donde se cuelga el clavo, con un pintalabios. Después, acerca el cuadro a la pared y acomódalo en su lugar. Cuando estés seguro de dónde colgarlo, presiónalo a la pared para que el brillo de labios deje la marca. Entonces, quita el marco y martilla un clavo en la marca del pintalabios.

Dónde colgar

Si no tienes muy claro dónde debe ir colgado un cuadro, es mejor que le eches un vistazo a los siguientes consejos:
– Pon los cuadros a nivel del ojo y, si vas a ponerlo sobre un sofá o cualquier otro mueble, no lo hagas demasiado alto.
– En una pared grande es mejor exhibir varios cuadros en grupo, en lugar de un cuadro pequeño. Tampoco es buena idea colgar una pieza grande en una pared de pequeñas dimensiones.
– No agrupes cuadros en diagonal si no es en la escalera.
– Los marcos no tienen porque ser iguales.