Cómo colocar los sofás en el salón
Los sofás son uno de los elementos más imprescindibles en cualquier salón, y es que constituyen el núcleo central de tu zona de descanso y reunión.

Probablemente quieras tenerlo frente al televisor, pero también es posible que prefieras utilizarlo como simple separador de espacios o adaptar cada una de las piezas de modo que creen un espacio de reunión en sí mismo, por ejemplo… Si todavía no tienes demasiado clara la distribución de los sofás en tu salón puedes guiarte, entre otras cosas, por la forma que tiene la habitación. A continuación te dejamos algunas de las ideas más comunes para colocarlos, ¡esperamos que te sea de utilidad!

– Enfrentados: Colocar los sofás en paralelo mirándose entre ellos es una buena idea para los salones cuadrados y anchos, pues permite tener un espacio simétrico donde se fomentan las relaciones interpersonales puesto que constituye un espacio fenomenal para la tertúlia.

Cómo colocar los sofás en el salón
– Rinconero: Es una opción similar a la anterior, y es que la única diferencia está en que en esta ocasión se trata de una sola pieza. En definitiva, una buena forma de aprovechar el espacio al máximo.

– En forma de ‘L’: Es una buena distribución para todo tipo de salones, y es que sea como sea siempre habrá una buena esquina que aprovechar. Además, puedes aprovechar el espacio que forman ambas para colocar una mesilla de centro.

Cómo colocar los sofás en el salón
– En ‘U’: Sería una combinación entre la forma de ‘L’ y los sofás enfrentados, con una pieza central a cuyos lados deberán colocarse varias de dimensiones más pequeñas (pufs, sillones, chaise longue, etc.).

– Sofá y butaca: Probablemente lo hayas visto en muchas casas, y es que es una de las formas más tradicionales especialmente para los salones con menos metros que necesitan aprovechar el espacio al máximo; el sofá grande irá contra la pared y la butaca en el lado libre.