Cómo colocar una mampara de ducha
A pesar de que las cortinas para la ducha pueden convertirse en un importante elemento decorativo para este espacio, lo cierto es que si quieres un cuarto de baño de calidad y más vistoso a nivel estético no tienes otro remedio que instalar una mampara.

Sí, porque estas paredes acristaladas no solamente serán muy prácticas para que no salga el agua de la ducha o bañera (evitando así que el suelo se ensucie) sino que además sumarán puntos al diseño de tu baño. Aunque los materiales pueden ser costosos, es la mano de obra lo que habitualmente nos duele más pagar: si quieres montarla tú mismo en casa toma nota de los siguientes pasos e instálala con tus propias manos.

Este sería un paso a paso para llevarlo a cabo:

1. Coloca los perfiles de la mampara sobre la pared apoyándolos en el plato de ducha y haz varias marcas en el lugar de los agujeros (verticales) con la ayuda de un nivel de burbuja.

Cómo colocar una mampara de ducha
2. Taladra las marcas realizadas, sella la cara trasera del perfil con silicona y atorníllalo a la pared.

3. Encaja las hojas o puertas de la mampara en el perfil sobre la pared asegurándote de que todo se encuentra nivelado a la perfección y, en caso de no ser así, ajusta los tornillos como sea necesario.

4. Para sujetar la mampara con el plato de la ducha deberás aplicar una tira de silicona en la parte exterior entre las mismas. Tranquilo, porque después podrás cubrirlo con embellecedores.

5. Fija también las guías de la parte superior con el mismo proceso y, si todo está perfectamente nivelado, acaba de colocar tornillos y embellecedores.

6. Una vez todo colocado deberás sellar todos los elementos con silicona; no ocurre nada si se sale un poco, pues su resultado transparente similar a la goma permite ser eliminado de las superficies.

Ahora ya tienes la base con la que trabajar, así que solo tienes que ponerle un poco de tu maña y esfuerzo… ¡el resultado merecerá la pena!