Cómo combinar estampados en la decoración
Seguramente te haya llamado la atención más de una vez la decoración de esas estancias que saben combinar con extraordinaria gracia estampados tan distintos como las rayas, las flores y las redondas en múltiples colores, por ejemplo.

Aunque parece que sólo pueda ser obra de personas con una gran creatividad y un excelente sentido del gusto, existen también algunos truquillos que pueden ayudarte a conseguir este estilo tan divertido y algo desordenado.

Para empezar no debemos buscar diseños similares para combinar entre ellos (por ejemplo rayas con más rayas), sino más bien todo lo contrario: debes buscar contrastes radicales que dejen claro que este ‘desorden’ ha sido perfectamente pensado y premeditado.

Cómo combinar estampados en la decoración
Como los polos opuestos que se atraen las rayas, los lunares, las ondas o las flores combinadas dan un aspecto de lo más coqueto a la estancia. No obstante, es muy importante que sepas aplicarlo en la justa medida, porque demasiada abundancia y contraste de estampados podría recargar la estancia y hacerla demasiado agobiante: si por ejemplo combinarás varios cojines, procura que el sofá sea sencillo y liso, sin estampados.

Los colores también son muy importantes a la hora de combinar estampados. Busca siempre combinar colores que tengan la misma intensidad para lograr un espacio armónico: si tu decoración es cálida y algo clásica debes combinar los tonos marrones y tierra en sus diferentes versiones, si es más bien contemporánea combina los negros y blancos con rojos, violetas o verdes pistacho, y si buscas una decoración alegre y animada prueba con los estampados multicolor en los tonos más llamativos.

Otro aspecto importante en relación con esto es que exista al menos un color que coincida en todos los estampados. Así, si por ejemplo colocas cuatro cojines de colores sobre el sofá, al menos uno de ellos deberá coincidir en cada uno de los almohadones.