Cómo conseguir que tu casa sea más bonita gracias a los colores
Una casa bella y bien decorada trasmite fuerza y buenas energías, así que no debes tener miedo en decorar tu casa de tal forma que puedas transmitir todo lo que sientes. Para ello tendrás que conocer las tendencias del color actuales, pero lo que realmente importa es que pienses en esos colores que más te gustan y pensar en cómo incorporarlos en la decoración de tu hogar, además si mezclas colores actuales con colores que te gusten conseguirás una belleza atemporal.

Por lo que para decorar tu casa no significa que tengas que decorar siguiendo los patrones de una revista, porque sí, quedará bonita pero como ya te he repetido en más de una ocasión no es el camino correcto para conseguir una casa además de bonita acogedora. Tendrás que elegir el color después de una reflexión y planificación adecuada, ya que los colores afectan directamente al estado de ánimo, pero también a la percepción del tamaño, la escala e incluso la forma de la habitación.

Las combinaciones acertadas

Para poder elegir el color adecuado tendrás que tener en cuenta las combinaciones de color que harán en el dormitorio, este paso es el más importante de todos y por eso te dejo unos consejos para que puedas escoger las combinaciones de color sin miedo y que además sean los colores acertados:

– Piensa en las sensaciones que quieres crear en esa estancia, por ejemplo: de relax, social, activo, creativo, etc.

– Ten en cuenta el estilo decorativo de tu hogar para escoger las áreas que quieres resaltar y así poder tener en cuenta el color más apropiado.

Cómo conseguir que tu casa sea más bonita gracias a los colores
– Busca información en revistas y páginas web (como en este blog) para poder encontrar la inspiración que necesitas y que al mismo tiempo puedas combinar con tu estilo propio.

Los colores

Debes saber que los colores se comportan de tres formas básicas: activo, pasivo y neutral. Cuando hablamos del color activo estaremos hablando de aquellos colores que transmiten energía como los rojos, los naranjas y amarillos, estos colores incitan a la vida social y a la conversación. Cuando hablamos de los colores pasivos haremos referencia a los azules, verdes, morados… y estos colores te ayudarán a encontrar una buena pausa, es decir, a relajarte, a estar tranquilo y a reponer la energía. En cambio cuando hablamos de los colores neutrales estaremos hablando de aquellos colores que no producen sensaciones muy sentidas, estos colores son el beige, el gris oscuro, los blancos, los grises, etc.

Así que no dudes en decir los colores dominantes, los colores secundarios y el color de acento… mira y asegúrate que combinen y después… ¡sólo te quedará decorar!