Cómo conseguir que tu casa sea un hogar
Estamos acostumbrados a pensar que una casa es un hogar, pero nada más lejos de la realidad. Una casa puede ser sólo una casa hasta el fin de los tiempo. Para que una casa sea un hogar se debe sentir como tal, al entrar se debe sentir calidez, confort y buenas sensaciones, sin eso… una casa es simplemente una casa fría. Para que tu casa se convierta en tu hogar también tendrás que añadir un toque personal (y no es necesario que seas todo un creativo para conseguirlo).

Hay formas muy fáciles para conseguir que una casa fría se convierta en todo un hogar cálido y cómodo, un lugar donde pasar los días, estar refugiado y sentirte feliz de que ese sea tu hogar y no otro. Además, debes saber que puedes conseguir todo esto sin necesidad de tener que gastar demasiado dinero. No te pierdas las siguientes ideas para que conviertas tu espacio vital en todo un hogar.

Buena iluminación

Tener una buena iluminación en tu hogar no significa que debas iluminar tanto como en una oficina, ni mucho menos. Es suficiente con que ilumines de forma suave pero en los lugares adecuados para cuando se marche la luz, pero resulta aún más importante que tengas una buena iluminación durante el día, es decir, que potencies la iluminación natural de todo tu hogar.

Cómo conseguir que tu casa sea un hogar
Unos buenos ventanales con cortinas adecuadas que dejen pasar luz natural pero que no te resten privacidad, unas lámparas o apliques de luz puestos estratégicamente en la sala de estar o unas lamparas de noche pueden marcar la diferencia y crear una gran sensación de calidez y confort en tu hogar.

Recuerdos

Tus recuerdos son parte de ti, de tus experiencias, de quién eres ahora mismo y por eso siempre es buena idea adornar tu hogar con tus recuerdos. Pero deberán ser recuerdos buenos, que te hagan sentir bien siempre que los mires para poder sonreír sólo con mirarlos. No hay mejor forma que creando un espacio personal donde puedas mostrar las fotos que te hagan recordar buenos tiempos. Pero también puedes optar por la decoración de cuadros en las paredes, por colocar elementos decorativos que te recuerden a personas o a viajes sólo con mirarlos… tú decides, pero decorar con recuerdos siempre hará que tu hogar sea mucho más cálido y reconfortante.

Cómo conseguir que tu casa sea un hogar

Comodidad en el dormitorio

Tu hogar es tu refugio pero tu dormtiorio es mucho más que esto. En tu dormitorio podrás descansar todas las noches y desconectar del duro estrés diario. Además de tener un colchón que te permita descansar cada noche y unas sábanas y colchas que te protejan durante tus horas de sueño, también es buena idea que añadas algún asiento cómodo creando una zona de descanso diurno dentro de tu dormitorio. Esto hará que tu dormitorio sea mucho más cálido y además te invitará a meditar o a desconectar leyendo un buen libro. Escoge un sillón o un sofá que encaje con la decoración y el espacio de tu dormitorio, pero sobre todo, deberá ser cómodo para ti.

Guirnaldas

¿Quién te ha dicho que es necesario que sea Navidad para poder disfrutar de unas estupendas guirnaldas en la decoración de tu hogar que haga que las estancias sean mucho más mágicas y especiales? Las guirnaldas de colores o de luces pueden hacer que tus estancias tengan un toque diferente y muy creativo. Puedes escoger guirnaldas con formas que te gusten o que tengan luces estáticas. ¿Te imaginas el pasillo o las escaleras con este tipo de decoración? ¡Seguro que el efecto es increíble!

Cómo conseguir que tu casa sea un hogar

Alfombras

Y si hay algo que no puede faltar en un hogar para hacerlo confortable y muy cómodo son alfombras. Las alfombras te aportaran una gran sensación de calidez y podrás ir con los pies descalzos siempre que quieras en esta área del hogar. ¿Quieres disfrutar de un hogar cálido? Escoge unas buenas alfombras.