Cómo conseguir un baño vintage
No sería la primera vez que te hemos hablado sobre los baños vintage y es que no se puede negar que es un estilo decorativo que actualmente está ganando adeptos gracias a su elegancia innovadora que se consigue por incluir en la decoración elementos del pasado creando una atmósfera relajante y placentera, algo esencial para poder disfrutar del cuarto de baño en cualquier momento.

Un baño vintage estará caracterizado por el romanticismo gracias a sus colores, su diseño y a cada uno de los elementos que lo componen. Si quieres tener un baño vintage tendrás que te tener en cuenta algunos detalles importantes, por este motivo hoy quiero hablarte sobre este tema y ayudarte a crear tu estancia para que aprenda a conseguir un baño vintage.

El mobiliario

El mobiliario vintage es algo complicado de conseguir porque no es lo mismo que el retro que puede ser un mobiliario actual pero con un diseño del pasado (es decir, una réplica). Cuando hablamos de decoración vintage estamos hablabdo que una de las características más importantes es que el mobiliario debe ser original y para que esté en buen estado y te haga un servicio adecuado tendrás que buscar hasta encontrar aquellos que realmente te vaya bien para la decoración de tu hogar.

Los muebles pueden ser desgastados, clásicos, con detalles tradicionales… pero lo que importa es que te gusten y te hagan sentir bien en tu cuarto de baño. En el mobiliario para poder conseguir ese aire vintage además de tener que ser originales también resulta importante que tengan detalles de cristal, metales o dorados para darle ese toque aún más antiguo.

Cómo conseguir un baño vintage

Los colores

Para conseguir un auténtico estilo vintage en tu cuarto de baño será necesario que sepas elegir los colores, siendo las tonalidades pastel las más acertadas. Pero también puedes optar por combinaciones de colores entre el blanco, el beige y los grisáceos también muy adecuados para este estilo decorativo.

Los colores mencionados no sólo son aptos para pintar las paredes sino que también los puedes emplear y combinar de forma acertada con los demás elementos de la estancia, así como accesorios, textiles o mobiliario.

Este estilo de decorativo hará que tu cuarto de baño sea una estancia acogedora, íntima y sobre todo muy fresca gracias a la amplitud que deberás buscar y a la luz natural también muy importante en los cuartos de baño (en su defecto luces que iluminen toda la estancia).