Cómo conseguir un hogar fresco en verano
En muy pocas semanas tenemos aquí el verano. De hecho, ya comienza a hacer muchísima calor y pronto estar en casa será insoportable. Aunque durante esta época del año apetece estar fuera el máximo tiempo posible, no podemos librarnos de pasar algunos momentos dentro de nuestro hogar.

Sin embargo, hay algunas cosas que podemos hacer para conseguir estar frescos y, entre otras cosas, poder dormir tranquilamente durante las sofocantes noches de verano ¿Quieres tener un espacio donde refugiarte del calor? ¡A continuación te damos unas buenas ideas!

Si tienes un equipo de aire acondicionado, mantener tu hogar fresco no te costará mucho. Sin embargo, no todos tienen la posibilidad de tener este aparato. Si eres de esas personas, deberás mantener tu hogar aislado. Puedes conseguirlo protegiendo las aberturas de la casa, sobre todo las ventanas y, así, reducir la entrada del calor.

Cómo conseguir un hogar fresco en verano
Otra buena idea es colocar toldos. Los mejores son los que están fabricados con materiales que impiden el paso de los rayos de sol que son más perjudiciales. Además, estos son muy prácticos, ya que no se ensucian demasiado. Si no te gusta la idea de los toldos, siempre puedes optar por usar persianas, cortinas u otros materiales aislantes.

Intenta mantener las luces apagas el mayor tiempo posible, ya que emanan muchísimo calor. Si tu hogar dispone de poca iluminación, te recomendamos lámparas de bajo consumo. ¡Ahorrarás energía y estarás mucho más fresco! De la misma manera, también puedes optar por bombillas halógenas. Éstas no proyectan el calor hacia el ambiente.

Si puedes, intenta comer todas las veces posible fuera de casa o realiza comidas frías, ya que cocinar, sobre todo si se usa el horno, hace que el calor se expanda por el hogar.

Si vives en una casa o en una planta baja, y está rodeada de pavimentos calientes, como mosaicos o piedra laja, mójalos por la tarde para que impulsen el aire fresco hacia el interior de tu hogar.