Cómo conseguir una casa fresca sin aire acondicionado
Los meteorólogos llevan semanas advirtiéndonos de que vamos a pasar un verano glacial, por lo que las altas temperaturas que tanto tiempo llevamos esperando nos han pillado de imprevisto.

Pronto comenzaremos a quejarnos del calor en casa, especialmente si no contamos con aire acondicionado o no podemos permitirnos (o no queremos) ponerlo en marcha durante estos meses. Por suerte, existen algunos trucos para bajar algunos grados la temperatura del interior del hogar. ¡Te explicamos cómo a continuación!

Ventilar la casa

Además de recurrir a los ventiladores, una de las claves para mantener un hogar fresco es ventilar la casa por la mañana y por la noche. Lo mejor es crear corrientes entre ventanas contrapuestas de diferentes habitaciones dejando las puertas abiertas para que no se acumule el calor.

Cómo conseguir una casa fresca sin aire acondicionado
Sin embargo, durante las horas de más calor es totalmente imprescindible cerrar las ventanas para evitar que entre el aire caliente. Además, es aconsejable bajar las persianas, cerrar cortinas y desplegar los toldos.

Apagar electrodomésticos

Como sabes, los electrodomésticos desprenden calor, por lo que no conviene tenerlos encendidos si no resulta imprescindible, especialmente el horno, que es mejor no utilizar en verano. Por supuesto, también nos referimos a los equipos de audio, vídeo y multimedia.

Regar

Si tienes patio, jardín o cualquier tipo de espacio al aire libre, es buena idea que riegues a la caída de sol. Puedes hacer lo mismo con la fachada exterior y con el suelo de tu hogar, que deberás fregar con agua fría, dejándolo algo más empapado de lo normal.

Cómo conseguir una casa fresca sin aire acondicionado

Sábanas

Y si no quieres pasar calor por la noche, procura utilizar sábanas de algodón 100% o satén. Estos rejidos son más frescos que cualquier mezcla. Si sigues pasando calor, prueba a poner una pequeña almohada en el congelador media hora antes de acostarte.