Cómo conseguir una cocina luminosa
Si eres de las personas a las que le gusta cocinar y pasan gran parte del día dentro de la cocina, seguro que preferirás que esta estancia sea luminosa. Para conseguirlo tendrás que tener en cuenta diversos factores como la distribución, los materiales, los accesorios y el color.

Si quieres tener una cocina llena de luz, en primer lugar deberás planificar la distribución de todos los elementos que la componen para aprovechar al máximo la luz natural que existe. Además, lo ideal es que utilices tonalidades claras para potenciar la luminosidad, que también ofrecen una mayor sensación de amplitud.

Otros consejos muy prácticos son evitar los muebles de gran altura e intentar tener la cocina despejada de accesorios voluminosos. Estas ideas te ayudarán a conseguir más espacio visual.

Cómo conseguir una cocina luminosa
En cuanto a los materiales, lo más recomendable es que uses cristales, en especial para algunos frontales de módulos altos. Además, si tu cocina es de madera intenta probar con la combinación de materiales. Puedes colocar algún frente de acero y complementarlo con una encimera de un tono más claro.

Si tienes la suerte de tener una cocina grande, para aumentar aún más el espacio puedes colocar una isla central en vez de un frente de armario, que te servirá de zona de cocción, de aguas y de almacenaje.

Para conseguir más luz también puedes abrir un tragaluz, siempre y cuando sea posible en tu cocina. Debajo de este agradable foco de luz, puedes colocar una zona de trabajo o una mesa para comer.

Por último, una manera de aumentar la luminosidad de tu cocina es unificar las tonalidades de los revestimientos. Intenta utilizar el mismo material, o de un tono parecido, para el revestimiento, pavimento y encimera. Procura que sea de color claro.