Cómo conseguir una decoración ecléctica
¿Sabes en qué consiste la decoración ecléctica? Se trata de encontrar la armonía entre estilos y elementos que son muy diferentes entre sí. Lo más característico de este estilo es su falta de reglas. Sin embargo, para lograrlo no tendrás que recargar el ambiente con una excesiva aglomeración de objetos.

La decoración ecléctica es muy personal, pudiendo resultar un ambiente divertido y dramático, espiritual y sensual, excéntrico, atrevido y colorista, o una combinación de todas estas cualidades. Los colores en paredes, tapicería, alfombras cortinas y demás elementos suelen ser vivos. Además, también se pueden combinar tonos oscuros sobre claros y viceversa. Por otro lado, los detalles serán completamente indispensables.

Cómo conseguir una decoración ecléctica
En la decoración ecléctica se pueden combinar, por ejemplo, objetos de distintos épocas o de diferentes lugares, que puedes ir recolectando a través de los viajes que vayas realizando. De esta manera, podrás colocar accesorios vintage o retro con otros más modernos o vanguardistas. Además, también puedes optar por combinar materiales diferentes: madera, cristal, resinas plásticas o metales, entre otras opciones. Estas mezclas podrán realizarse tanto en un mismo ambiente como en los diversos espacios de la casa. Para este último caso, te recomendamos que encuentres algo que se repita en cada zona para dar una sensación de continuidad como, por ejemplo, un color o un material.

Como ya te hemos comentado, es importante que no recargues tu casa de objetos, porque solo conseguirás dar una negativa sensación visual. Por tanto, si tienes espacio suficiente, dedica una habitación o un armario para guardar todas aquellas cosas que no te sirvan en un momento concreto. Con el tiempo, puedes ir sacándolas para cambiarlas de acorde a cada época del año o a lo que quieras conseguir en tu decoración.