Cómo conseguir una sala de estar acogedora
Las salas de estar no acostumbran a tener una televisión, este aparato suele reservarse para el salón ya que es la zona en la que más tiempo pasamos. Que en un hogar exista una sala de estar y aparte un salón no es algo muy habitual por la falta de espacio que suele haber en los hogares actuales (por eso suelen ir unidas en la misma estancia), pero existen viviendas que prefieren tener estas zonas bien diferenciadas. Las salas de estar pueden ser igual de acogedoras que cualquier otra estancia, ya que su objetivo es aportarte confort y calidez.

En las salas de estar se pretende estar a gusto y sentirse bien, puesto que es importante conseguir una buena relajación entre sus paredes y decoración. Suelen utilizarse en las horas del té, del café, para leer o simplemente para compartir una buena charla en una agradable compañía. Si quieres decorar una sala de estar, dependerá mucho tu personalidad y tus gustos, pero existen algunos recursos generales en los que podrás apoyarte para conseguir que tu sala de estar sea acogedora.

Los colores

Si lo que buscas es la relajación y el confort, los mejores colores para las paredes serán los neutros, los colores en tonos pastel o los suaves. Pero claro está podrás combinar los colores de la sala con aquellos que te aporten bienestar y que te hagan sentir cómodo, pero eso sí… siempre pensando en la buena combinación y en equilibrio de la estancia.

Además, los colores también tendrán que ir en consonancia con el ambiente de la estancia, ya que la luz natural te ayudará a crear el ambiente acogedor que en el casi que la luz fuese insuficiente, sería mucho más difícil de conseguir.

Cómo conseguir una sala de estar acogedora

Las flores

Las flores son un elemento decorativo que no puede faltar en una sala de estar para conseguir que sea acogedora puesto que sus colores, sus formas y sus texturas te ayudarán a aportar calidez a la estancia. Escoge aquellas flores que te guste observar y que su aroma te aporte bienestar, elige un jarrón que encaje con la decoración y disfruta de esta pequeña parte de la naturaleza dentro de tu hogar.

Los muebles

Escoge muebles cálidos, con acabados suaves, por ejemplo los muebles con un estilo vintage siempre serán una buena opción para una sala de estar con colores pastel en sus paredes. Pero recuerda que deberás sentirte bien con los muebles, buscando aquellos que te aporten comodidad y que su textura se adapte a tu confort.