Cómo convertir las escaleras de tu hogar en un tobogán
Todos los niños desearían tener en casa un tobogán que les permitiera pasárselo en grande sin necesidad de recurrir a las consolas o a la televisión. Sin embargo, no siempre disponemos del espacio necesario para proporcionarles este columpio a los más pequeños de la casa.

Eso sí, si tienes una casa de dos plantas, a partir de ahora tu pequeño podrá gozar de su tobogán. ¿Cómo? ¡Muy sencillo! Gracias a SlideRider, un invento de Trisha Cleveland . ¿Quieres saber en qué consiste? ¡Pues no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación!

Apenas ocupa espacio

Como puedes ver en las imágenes, SlideRider es un accesorio que permite transformar las escaleras en un divertido tobogán. Lo mejor de todo es que, a pesar de tratarse de un largo tobogán, apenas ocupa espacio cuando no se utiliza, ya que se puede plegar.

Cómo convertir las escaleras de tu hogar en un tobogán

Cómo funciona

El funcionamiento de este accesorio es muy sencillo. Así, deberás colocar el Slide Rider en la parte superior de la escalera que pretendes convertir en un tobogán y desplegarlo sobre ella. Como ves, no ocupa todo el ancho de la escalera, así que por un lado quedarán peldaños por los que subir para volver a deslizarse de nuevo.

Un tobogán seguro

Lo mejor de todo es que no deberás temer por la seguridad del pequeño, ya que el tobogán cuenta con barreras laterales de protección, además de las medidas de seguridad pertinentes. De todas formas, es mejor que los niños no lo utilicen sin la supervisión de un adulto. Como ves, es la solución ideal para esas tardes de lluvia o fríos días de invierno en los que se nos hace imposible llevar a los niños al parque.

¿No te parece una genial ideal? ¡Seguro que a los más pequeños de la casa les encanta!