Cómo crear dos ambientes en una sola estancia
Diferenciar dos ambientes distintos en una misma estancia es una cuestión que podemos encontrarnos en cualquiera de las habitaciones del hogar independientemente de que el espacio sea mayor o menor.

Esto quiere decir que nos podríamos encontrar con esta dificultad tanto en estancias pequeñas como en grandes superficies, en el primer caso por la necesidad de aprovechar el espacio al máximo y en el segundo para dar un poco de juego y que la amplitud no implique aburrimiento visual pudiendo sacarle además más provecho.

Pero, ¿cómo conseguirlo? Echa un vistazo a algunas de estas ideas y comienza a ponerlas en práctica en casa.

– Color: El color es una de las mejores herramientas para determinar donde empieza uno de los ambientes y acaba el otro. En el caso de los apartamentos más pequeños es probable que no te lo puedas permitir, pero si tu piso es bastante grande puedes crear dos espacios completamente independientes mediante el uso de colores distintos en las superficies (paredes especialmente).

Cómo crear dos ambientes en una sola estancia
– Muebles: Son un gran elemento para dividir visualmente las estancias y por tanto dan la posibilidad de crear dos zonas completamente distintas. Un sofá o varias butacas dividirán de una forma muy sutil el espacio, pero algo más voluminoso como una estantería podría convertirse en una auténtica pared (si además no tiene fondo conseguirás que la luz entre en el espacio).

Por otra parte el tipo de mueble en sí ya determinará un cambio de ambiente, y es que si por ejemplo en una punta del loft colocas la cocina y en la otra la cama el contraste ya será suficientemente obvio como para que no tengas que hacer uso de ningún otro recurso.

Cómo crear dos ambientes en una sola estancia
– Elementos divisorios: Telas, muros de papel pintado, paneles shoji, biombos, etc. Hay muchos elementos divisorios prácticos y ornamentales que separarán los ambientes de una forma elegante y decorativa.