Cómo crear tu propio jardín de interior en casa
Las plantas son el elemento perfecto para dar más luz y vida a nuestro hogar, un toque natural que refresca las estancias y a la vez les da calidez. Así, es un gran recurso decorativo natural de bajo coste que alegrará cualquier rincón.

Si eres de los afortunados que disponen de una pequeña terraza posiblemente ya dispongas de tu pequeño jardín exterior, pero para los que sólo tenemos ventanas parece imposible tener un pequeño jardín… Hasta ahora, porque te mostramos cómo sí que es posible establecer tu pequeño espacio verde en el interior de casa.

Cualquier ventanal será bueno para montar tu pequeño jardín, aunque lo cierto es que seguramente los lugares más adecuados para establecerlo serán el salón, la cocina, la biblioteca o el rincón de lectura, en caso de que lo tengas.

Lo primero que debes hacer es elegir una ventana dónde establecerlo, y después analizar las características concretas de este rincón para ver todas las posibilidades decorativas que tienes.

Cómo crear tu propio jardín de interior en casa
La idea es establecer una serie de plantas de dimensiones reducidas en macetas de un mismo diseño o similar que sigan las líneas decorativas del resto de la estancia; puedes hacerlo estableciendo una mesa para ello bajo la ventana o bien aprovechando los poyetes interiores que tienen algunas. En este último caso, si tienes espacio suficiente puedes poner una estantería al estilo de la que puedes ver en la imagen superior.

Ve con cuidado a la hora de elegir las plantas que pondrás, pues hay muchas cosas a tener en cuenta que pueden afectar negativamente al desarrollo de éstas; asegúrate de los ejemplares que elijas pueden estar bajo la luz directa del sol durante muchas horas.