Cómo dar un toque rústico a tu hogar
Sin lugar a dudas, los detalles rústicos pueden darle a tu hogar un toque muy especial, sobre todo si se encuentra situado en un espacio rural. Sin embargo, como bien sabes, los contrastes juegan un papel muy importante en la decoración, por lo que, en ocasiones, escoger diseños rústicos puede llegar a ser una buena idea independientemente de dónde este situada la casa.

Si tienes ganas de escapar de la modernidad y el vanguardismo, el rústico es tu estilo, que te ayudará a volver a tus raíces. Pero, ¿quieres saber qué, cómo y dónde ubicarlo? A continuación te damos algunas de las claves de cómo dar un toque rústico a tu hogar.

Lo más recomendable para lograr el efecto rústico es disponer de elementos elaborados en materiales como madera, barro, piedra o fibras naturales. Además, tienes que tener muy en cuenta que si los adornos o piezas de mobiliario rústico son demasiado grandes, deberás no colocar muchos en una misma estancia. Por tanto, puedes probar con poner algunas sillas de sauce alrededor de una vieja mesa de roble o incluir piezas talladas de madera en algún rincón de la sala.

Cómo dar un toque rústico a tu hogar
También la cocina puede albergar algunos toques rústicos. Por ejemplo, puedes utilizar vajillas de cerámica, cucharones de madera, sartenes y ollas como parte inconfundible de este estilo. Además, los colores de una cocina rústica debe deben ser cálidos.

También puedes usar piezas rústicas como mesas, espejos, pieles y otros accesorios en la sala de invitados o en los baños. Además, este estilo también es esencial en los espacios al aire libre. Lo conseguirás con bancos, enrejados o sillas.

En cuanto a las paredes, lo ideal es que tengan formas particulares o estén realizadas con ladrillos muy cocidos, que dan una impresión de fuerza y resistencia. Sin embargo, para los techos y el suelo lo mejor es utilizar la madera.