Cómo darle un aire otoñal a tu hogar con cojines
Hace unos días que nos despedimos del verano, pero todavía cuesta hacerse a la idea de que se acabaron las altas temperaturas, la playa y los agradables ratos en el jardín y la terraza. Durante las próximas semanas y meses pasaremos mucho más tiempo en el interior de los hogares y por eso es importante que consigamos que se respire un ambiente de calidez.

Sentirse en un hogar cálido no depende tan solo de la calefacción, sino que hay muchos elementos que pueden ayudarnos a conseguirlo. Los objetos decorativos que pueden ser muy útiles durante esta temporada son los cojines, aunque es importante que sean adecuados para el otoño y el invierno en cuanto a colores y texturas.

Cómo darle un aire otoñal a tu hogar con cojines
Solo cambiando los cojines conseguirás darle un aire otoñal y cálido a tu vivienda, por lo que no tendrás que hacer un gran desembolso de dinero. Lo ideal es que escojas tonos relacionados con la naturaleza de la época, como marrones u ocres, aunque los naranjas, morados y verdes también serán ideales.

En el caso de que los demás textiles de la estancia sean lisos, lo más recomendable es que escojas motivos estampados, que te ayudarán a realzar los cojines por completo. Las texturas también hay que tenerlas en cuenta, ya que pronto las temperaturas comenzarán a decaer. Lo mejor es que te decantes por tejidos cálidos y acogedores como el terciopelo, la lana y la pana, que además le darán un toque genial a la decoración.

Cómo darle un aire otoñal a tu hogar con cojines
También es buena idea que juegues con los tamaños de los cojines. Así, prueba con escoger desde cojines muy grandes hasta muy pequeños. Incluso, algunos podrás colocarlos en el suelo para crear un ambiente de lo más relajador. Para finalizar, ten en cuenta que los tejidos y los estampados de los cojines tendrán que combinar con el estilo de la estancia en la que quieras colocarlos, sino conseguirás un efecto contrario al deseado.