Cómo decorar con alcachofas

La alcachofa es una hortaliza mundialmente conocida por sus beneficios en salud, es una gran fuente de nutrientes y un tesoro en cuanto a vitaminas, pero, además, su forma similar a la de una flor la hace perfecta para la decoración en nuestros hogares.

Cómo decorar con alcachofas

Poniendo la atención en esta curiosa hortaliza, verás cómo se pueden hacer preciosos centros de mesa y adornos varios caseros con la alcachofa. Una manera de dar un toque natural y sano a nuestra casa utilizando elementos de nuestra cocina y, al mismo tiempo, concienciando a niños y adultos de la importancia de comer verduras tan sanas como ésta.

Cómo decorar con alcachofas

Un precioso ramo de alcachofas como centro de mesa

A la hora de decorar tu mesa, especialmente en verano, la alcachofa nos va a dar más de un curioso uso. ¿Qué te parece hacer un ramillete de ellas y ponerlas en un jarrón como si de un ramo de amapolas se tratase? Decorarán inmensamente tu cocina, comedor, tus mesas, incluso el recibidor y podrás después aprovechar esas alcachofas para alimentar a tu familia.

Cómo decorar con alcachofas

Cómo decorar con alcachofas

No puede ser más sencillo, sólo tienes que hacerte con 10-15 alcachofas pequeñas crudas, recortarles las hojas que estén feas y disponerlas como un ramillete encima de una jarra o jarrón de porcelana, evitando que los tallos se vean.

Cómo decorar con alcachofas

Alcachofas y flores

La forma de esta hortaliza, que casi simula una flor, abierta y redondeada es perfecta para combinar con flores abiertas, como claveles o cualquiera que se te ocurra. Sólo tendrás que colocar en el conjunto una o dos alcachofas una vez abiertas y verás qué ramo más bonito y original has obtenido para decorar tus mesas, muebles aparadores y para casi cualquier estancia de la casa.

Cómo decorar con alcachofas

La alcachofa abierta, lo mejor para la mesa

¿Sabías que están de moda las decoraciones con alcachofas para mesas nupciales? Es difícil encontrar algo más original y el resultado es perfecto. Las alcachofas pueden ser, por tanto, grandes aliadas a la hora de decorar la mesa para esa cena tan especial que pronto vas a celebrar.

Cómo decorar con alcachofas

Cómo decorar con alcachofas

Sólo tienen que estar un poco abiertas, no totalmente cerradas, para que hagan más bonito, especialmente intentando que se vean sus hojas interiores, las rosadas. Sólo tendrás que depositarlas sobre la mesa, sobre el plato y servilleta de los comensales, en cestitas de mimbre, etcétera. Una idea genial es escoger alcachofas muy pequeñas y colocarlas al lado de cada plato con una tarjeta con el nombre de cada invitado (las hojas te harán posible sostenerla), ¡así sabrán cuál es su sitio de la forma más original!

Cómo decorar con alcachofas

Convierte tus alcachofas en bonitos porta-velas

Una nueva idea como centro de mesa, pero también sobre otros muebles, para decorar la cocina, etcétera, es convertir las alcachofas en recipientes para depositar las velas, tanto los cirios alargados, como las pequeñas más cortas. Para ello, sólo tendrás que retirar con cuidado el centro de la alcachofa con un instrumento afilado caculando el diámetro de la vela que va a contener (ese centro puedes utilizarlo para cocinar) y ya tendrás tu porta-velas. Si lo quieres decorar o hacer más resistente, pinta la alcachofa con spray, retoca sus hojas con el color que más te guste de esmalte de uñas o échales purpurina y barniz.

Cómo decorar con alcachofas

Preciosas alcachofas doradas multiusos

Para esta manualidad, lo único que tienes que hacer es elegir una alcachofa bonita y de un tamaño adecuado y pintarla con spray de oro. Recorta sus hojas y lávala si lo ves preciso, pero un buen spray de pintura dorada conseguirá tapar todas las imperfecciones. Después, podrás decorar la mesa, usarla sobre tu biblioteca de libros, como pisapapeles, en la mesa, en el recibidor, combinarla con alcachofas de otros colores y un largo etcétera.

Cómo decorar con alcachofas

Coronas para las puertas con alcachofas

Aunque las coronas para las puertas sean más habituales en épocas como la navidad, también en verano quedan bonitas si usamos los elementos adecuados. Las alcachofas, nuevamente, se convierten en una gran fuente de inspiración decorativa, que nos permitirá hacer todo tipo de coronas para adornar nuestras puertas. En otoño, prueba la de hojas de pino, piñas y alcachofas o la de calabazas con alcachofa. En verano te quedará genial combinando esta hortaliza con hojas hechas con papel pinocho, limones y cerezas.

Cómo decorar con alcachofas

Pintando con alcachofas

Además, estos curiosos vegetales llenos de vitaminas no sólo nos servirán como decoración, sino también como herramienta decorativa. Gracias a ellas, podrás pintar los más bonitos cuadros emulando rosas sobre papel o tela y también servirá de bella actividad para los más pequeños. Para ello, hay que cortar la alcachofa por la mitad, abrir un poco las hojas y estampar sobre el papel o tela la alcachofa mojada en pintura. ¡Así de fácil!

Cómo decorar con alcachofas

Alcachofas artificiales

Si bien es cierto que algunas de estas propuestas decorativas son temporales (el ramo de alcachofas acabaremos comiéndolo), son muy útiles y te ayudarán a dar un toque muy natural y fresco a la casa. Sin embargo, si te encanta la forma de estas pequeñas hortalizas, hay una manera de que las puedas tener para siempre presentes en tu casa y es a partir de las alcachofas de tela, que van a decorar tu casa de una graciosa forma para siempre.

Cómo decorar con alcachofas

Sólo necesitarás una esfera de tela de telgopor, varios cuadrados de tela iguales en tamaño (si lo prefieres de distintos colores) y un poco de maña para ir plegando y prendiendo los retazos de tela sobre la esfera hasta dar lugar a tu bonita alcachofa artificial.