Cómo decorar con mucho color
Los colores siempre son bienvenidos porque transmiten muchas sensaciones con solo mirarlos y por eso un hogar con colores siempre será un hogar con más alegría y vida. ¡Pero cuidado! Porque si empiezas a decorar con muchos colores sin tener en cuenta el efecto que puede crear en ti y en tu hogar es muy probable que puedas sobrecargar el ambiente y que no quede para nada acogedor. Pero sí es cierto que los hogares coloridos suelen gustar a todo el mundo, y no es para menos ¡transmiten mucha energía!

Como ya sabrás los colores afectan directamente al estado de ánimo por lo que debes tener mucho mimo cuando escojas los colores con los que quieres decorar tu hogar y cada una de las estancias. Por ejemplo en los dormitorios es aconsejable que siempre existan colores relajantes que te ayuden a dormir, pero en las estancias compartidas puedes pintar con colores más vivos que ayudarán a alegrar el ambiente.

Ambientes con colores

Crear ambientes con colores siempre transmitirá gran energía algo que sin duda es algo positivo para cualquier persona que pueda estar en la estancia con mucho color, pero para que sea acogedora es aconsejable que sean los tonos cálidos los que dominen la estancia como el rojo o el naranja, sobre todo para sitios como una sala de reunión.

Cómo decorar con mucho color

La importancia del equilibrio

Pero resulta fundamental que exista un buen equilibrio con el color porque si no existen una buena coherencia puede ser todo un desastre. Por ejemplo si quieres pintar un dormitorio con un morado fuerte porque es tu color preferido, te aconsejo que pintes únicamente una pared de este color (mejor en la pared donde irá el cabecero) para buscar el contraste pero que en el resto de paredes sea un color que combine con el morado pero en tonalidad pastel.

También puedes combinar colores vivos con rayas más claras, con el blanco e incluso con el negro (pero con moderación) de esta manera estarás creando un magnífico contraste que quedará estupendamente en cualquier estancia, pero por supuesto, recuerda que para que quede bien deberás tener en cuenta el resto de la decoración.

Busca y encuentra tus colores

Es muy importante que cuando pintes tu hogar y busques los colores que quieras que te transmitan alegría, energía o cualquier otra sensación elijas aquellos que más te gustan a ti porque eres tú quien los verá cada día. Déjate aconsejar pero también piensa bien cuáles son los colores que quieres combinar en tu hogar no sólo en las paredes sino también en los accesorios.