Cómo decorar el baño según el Feng Shui
¿Sabías que en los orígenes del Feng Shui los baños estaban considerados lugares negativos? En la época en la que comenzó esta disciplina, la mayoría de ellos estaban ubicados fuera de los hogares y la suciedad imperaba en estos pequeños habitáculos. Sin embargo, hoy en día están plenamente integrados en los hogares, hasta tal punto que han pasado de ser estancias donde asearse a ser lugares con una atmósfera relajante.

Aprovechando que el Feng Shui sigue estando de moda, a continuación vamos a darte una serie de recomendaciones para que logres que, dentro de lo posible, esta estancia cumpla con las reglas de esta disciplina oriental. Lo primero que hay que tener en cuenta es que para decorar según el Feng Shui hay que seguir la premisa de que menos es más, evitando el estrés que provoca el tener excesos a la vista y, de esta manera, conseguir un espacio que invite al relax. Por supuesto, debe ser práctico y funcional.

Colores claros

Uno de los aspectos que más nos preocupa a la hora de decorar cualquier estancia es el color de las paredes, especialmente en el baño, que suele ser de pequeñas dimensiones. Según el Feng Shui, lo ideal es optar por tonalidades claras y neutras y huir de los colores intensos, lo que aportará luminosidad.

Cómo decorar el baño según el Feng Shui

La naturaleza debe estar presente

Por supuesto, un baño Feng Shui debe incorporar madera, ya sea mediante muebles u objetos decorativos, como un banco, un espejo, un jarrón… Eso sí, según esta doctrina, solo se debe colocar un espejo en el baño. Además, a la hora de decorar esta estancia debes optar por objetos sencillos y, sobre todo, encontrar sitio para incorporar una planta.

Fragancias

También es importante que el baño huela bien, por lo que el Feng Shui recomienda fragancias naturales. Por otro lado, es importante que tus objetos personales como el cepillo de dientes o el desodorante queden a la vista.