Cómo decorar el dormitorio según el Feng Shui
Por culpa del ajetreado ritmo de vida que llevamos no le damos la importancia que realmente merece. Sí, nos referimos al descanso, clave para la salud y la felicidad. Si quieres cambiar esto, te recomendamos que tengas en cuenta alguna de las claves del Feng Shui a la hora de organizar y decorar el dormitorio.

Como sabes, el Feng Shui es un conocimiento milenario que revela cómo conseguir armonizar los espacios para que la energía que fluye por ellos asegure la salud y la prosperidad de quienes los habitan. Aunque se puede aplicar en todas las estancias, el dormitorio quizá es la zona de la casa donde necesitamos estar más a gusto para reponer energía a diario. Hoy en Interiorismos te contamos cómo decorar el dormitorio según el Feng Shui.

La cama

En primer lugar queremos hablar sobre el cabecero de la cama, que debe estar situado contra una pared (no bajo la ventana ni en medio de la habitación). Lo mejor si la cama se comparte es que tenga a ambos lados elementos simétricos y que se pueda acceder a ella de forma cómoda por cualquiera de los dos laterales. Por otro lado, los pies de la cama no deben apuntar justo hacia la puerta de la habitación.

Cómo decorar el dormitorio según el Feng Shui

Espacio despejado

También debes tener en cuenta que un dormitorio lleno de objetos y muebles interrumpe el sueño permanentemente. Por eso, lo ideal es que cuentes con un armario bien ordenado y te deshagas de toda la ropa y calzado que ya no uses. Por otro lado, es importante que evites la presencia de televisores, ordenadores y mucha electrónica en la habitación.

Colores

En cuanto a los colores, deberás optar por los cálidos y relajantes como el salmón, el crema, el amarillo, el coral o el chocolate. Estos se pueden mezclar con tonos fríos como el verde y el azul.

Espejos y otros consejos

En cuanto a los espejos, es mejor que los sitúes fuera del dormitorio, ya que absorben la energía y amplifican tus preocupaciones. Por otro lado, el Feng Shui recomienda muebles ovalados o con esquinas redondeadas y arte que no tenga temas escabrosos.