Cómo decorar el pasillo
Ya hemos comentado alguna vez la importancia que tiene la decoración del pasillo en nuestro hogar, pues no sólo será el lugar de paso más habitual sino que además es uno de los espacios más visibles para cualquier visita. Por eso esta zona del hogar es, junto con el recibidor, la carta de presentación del hogar.

Si eres de las que pensaba que cuanto más sencilla sea la decoración mejor, te equivocabas: el pasillo puede ser como cualquier otra estancia un lugar en el que dar rienda suelta a la imaginación, siempre y cuando respetes algunas pautas.

Para empezar no importa que sea amplio o estrecho, lo importante es que se vea suficientemente amplio y cómo para circular sin problemas y sin la sensación de estar en un túnel sin salida.
La iluminación artificial también es fundamental, pues difícilmente llegará a él la luz natural.

Teniendo en cuenta esto, lo mejor es que apostemos por los colores claros como los pasteles o los neutros, que ayuden a propagar la luz y que no disminuyan la dimensión de las habitaciones.

Cómo decorar el pasillo
En cuanto a la iluminación, si los techos son muy altos es preferible que las lámparas cuelguen, pero esto no se te puede ocurrir en los techos bajos, donde es mejor que los focos vayan incorporados directamente en él.

Da un poco de vida con los elementos decorativos, pues teniendo en cuenta que son espacios largos el paso por ellos debe ser un poco ameno. Si es muy estrecho bastará con algunos cuadros de molduras no demasiado prominentes o un espejo, pero si tienes un espacio amplio además de cuadros puedes colocar algunos muebles como cajoneras, estantes, paragüeros, plantas, etc.

A propósito de los cuadros, nunca los cuelgues demasiado seguidos puesto que la intención es dar calidez al hogar y no que parezca una galería de arte. Haz algunas composiciones alternando las paredes y no los coloques en lugares demasiado juntos.

Si lo que quieres es convertir el pasillo en un lugar acogedor, una buena idea puede ser sustituir los cuadros por fotografías familiares y colocar algunas alfombras alargadas (nunca de una sola pieza).