Cómo decorar la biblioteca
El relax, la concentración y la inspiración deben ser características básicas de cualquier biblioteca que se precie, incluyendo la que tenemos en nuestro hogar.

Por tanto, este espacio deberá ser confortable, decorado prudentemente y al detalle para que podamos entregarnos al placer de la lectura o concentrarnos en nuestro trabajo. Son imprescindibles una buena estantería, un cómodo sillón y una mesa de estudio. Pero además, hay algunos detalles que harán de tu biblioteca un lugar ideal para la concentración. ¡Conócelos!

Para decorar la biblioteca es imprescindible colocar una buena iluminación. Lo recomendable es que dispongas de bastante luz natural durante el día y lámparas focalizadas no muy luminosas para la noche. Como consejo, es preferible que coloques la mesa de trabajo delante de la ventana para aprovechar la luz del día.

Intenta que tu biblioteca sea de tonos sobrios para que cree una atmosfera relajante, como el arena, crema, amarillo pálido, beige, verde claro o azul. Por otro lado, intenta llenar todos los estantes que tengas dentro de tu biblioteca. Si los libros no son suficientes, coloca pequeños adornos, como portarretratos o discos.

Cómo decorar la biblioteca
Es muy importante jugar con el mobiliario. Son preferibles los muebles básicos, aunque los clásicos también son una buena opción. Todo depende del estilo que quieras darle a tu biblioteca. Para una biblioteca cómoda y con estilo, rodéate de muebles sencillos con toques modernos y de diseño.

Para darle un toque casual, coloca algunas mesas pequeñas para apoyar los cafés, las lámparas o los libros que se estén usando.

Por último y muy importante, elige un buen asiento donde poder relajarte. Un cómodo sillón o sofá te servirán para leer cuando no estés sobre tu escritorio. Puedes elegir un sillón de líneas modernas o también puedes optar por una clásica chaise longue.